La tecnología española detrás del futuro voto online

La startup Electronic IDentification trabaja para más de 30 entidades financieras en toda europa promoviendo un sistema de identificación por videoconferencia en pocos minutos

MADRIDActualizado:

Ponerse delante de una pantalla, ya sea de un ordenador o un móvil. Enseñar un documento de identificación, como DNI o pasaporte. Unos minutos después, usted ya tendrá abierta su nueva cuenta bancaria, habrá podido adelantar el registro en su hotel o incluso habrá votado en unas elecciones. Todo esto, que parece ciencia ficción, ya es técnicamente posible gracias a la startup española Electronic IDentification.

Nacida al calor de los movimientos de participación ciudadana, tres compañeros, entre ellos el actual CEO, Iván Nabalón, idearon un sistema que, combinando inteligencia artificial y patrones biométricos, era capaz de reconocer a una persona e identificarla plenamente. La idea saltó a negocio empresarial en junio de 2016 con estos tres pioneros, que registraron la patente y que, actualmente, proveen a alrededor de una treintena de agentes económicos, ya que se centraron en el sector de la banca.

«No tenemos rival, porque el 98 por ciento de las entidades financieras que han implantado este sistema, están con nosotros», afirma Nabalón, quien explica que, en menos de un año y medio, la compañía ha multiplicado su plantilla hasta las 22 personas; y para finales de este año, esperan ser unos 45. «La gente valora una solución que te permite dejar de faltar al trabajo, por ejemplo, y que en solo tres minutos o menos te posibilita abrir una cuenta en el banco y operar con ella de inmediato», asegura el CEO.

En tres minutos o menos

El proceso es sencillo: el potencial cliente solo debe acceder a la aplicación de la entidad financiera que tiene implantada esta tecnología (en España se encuentra en bancos como Santander, Evo Bank o Self Bank), mostrar su DNI o pasaporte ante la cámara y su propia cara. El sistema se encargará de comprobar que se trata de un documento de identificación válido, así como que la persona está viva. Por último, compara con patrones biométricos la fotografía del documento con el vídeo en cuestión de segundos, acreditando que son la misma persona. Y todo sin que ningún operador esté al otro lado del ordenador, en cualquier momento y lugar. Este sistema reporta a Electronic IDentification un «crecimiento mes a mes del 15 por ciento», según Navalón, y acaban de finalizar una ronda de financiación centrada en la expansión internacional.

El futuro del voto online

Esta tecnología, además, podría ser el futuro del voto electrónico. De hecho, aliados con la compañía catalana Scytl Secure Electronic Voting, están haciendo una primera incursión en este campo en todo el mundo. «Este sistema te permitiría emitir un voto válido y de principio a fin por el móvil, sin necesidad de trasladarte al colegio electoral. Es el mismo proceso que se sigue con los bancos», asegura el CEO de la startup. «La tecnología está disponible; ahora las administraciones tienen que valorar la legalidad y cómo ajustar a la ley este método».

De momento, desde la compañía afirman que están centrados en afianzar este sistema en el ámbito bancario, ampliando los documentos de identificación (esto es, los DNI de cada vez más países) para conseguir un «sistema universal». «Hasta ahora, no hemos visto techo», sentencia Nabalón.