Tecnología - Fotografía

GoPro se sube al mundo del drone con Karma

La firma estadounidense presenta su nueva cámara de acción, Hero 5, capaz de «escuchar» al usuario y ser resistente al agua

GoPro se sube al mundo del drone con Karma

Se hizo esperar pero GoPro, la empresa responsable de que podamos disfrutar de increíbles imágenes de deportes de acción, como el surf, esquí, buceo o escalada como nunca lo habíamos hecho antes, ha vuelto a renovar sus dos populares cámaras y se ha subido al carro de los drones con su primer modelo, Karma, pensado para ser muy transportable.

Con la experiencia de más de 20 millones de cámaras vendidas, la firma americana ha desvelado las HERO5 Black y HERO5 Session. Además de la evidente mejora es sus prestaciones, ambas cámaras son capaces de subir a GoPro Plus automáticamente todo su contenido cuando éstas se encuentran cargando. Este sistema es el nuevo servicio de edición y almacenamiento en la nube de GoPro. Aplicación online, que nos permitirá editar y compartir de forma sencilla todo el contenido almacenado en las nuevas cámaras. Un buen movimiento de GoPro, ya que las millones de horas de vídeo acumuladas son difíciles de almacenar.

En el caso del modelo HERO5 Black, esta sigue teniendo una pantalla táctil de 2 pulgadas y capacidad para grabar a resolución 4K a 30 FPS, además de tomar imágenes gracias a su sensor de 12 megapixeles. Otra de las novedades de esta versión son sus controles por voz que permitirán controlar la cámara sólo mediante una palabra. La cámara, sin carcasa, es sumergible hasta 10 metros. Costará 399 dólares, el precio al que nos tienen acostumbrados.

Respecto a HERO5 Session, que se diferencia del anterior en sus reducidas dimensiones y por no tener pantalla, también es capaz de grabar video a 4K y 30 FPS, y obtener imágenes de 10 megapixeles, además de los mismos controles de voz que HERO5 Black. Al reducir el tamaño también lo hace inevitablemente la autonomía, que es el único punto negativo de Session frente a la otra cámara de GoPro. Estará disponible por 299 dólares.

El control de voz, que soporta siete idiomas, permite sacar imágenes o vídeo, además de apagar y encender, con comandos sencillos, como «GoPro saca una foto». Esto la convierte en primera vez que una cámara puede manejarse sin manos, por tanto, perfecto para los deportes de acción.

Pero la sorpresa ha venido en forma de cuadricoptero. Karma ha sido la gran sorpresa de la presentación. Este drone, compacto y plegable, asegura poder llevarlo a cualquier actividad en su mochila, sin que prácticamente se note. Está diseñado para seguir al deportista en su actividad y obtener las mejores imágenes posibles.

Karma se controlará desde una aplicación móvil, vía WiFi. El grip con estabilizador de Karma se puede soltar para utilizarla como cámara de mano, ofreciendo unas imágenes increíbles, gracias al estabilizador mecánico. Además, es compatible con el sistema de soportes de GoPro. El costará el Karma 799$ sin cámara, 999$ si incluimos la cámara y 1099$ si la cámara es una HERO5 Black.

Esperábamos ver algo de imagen 360º, ya que muchos otros a se están posicionando al respecto, y parece que será el futuro de la fotografía a medio plazo, gracias al desarrollo de la realidad virtual.

GoPro ha puesto un foco muy importante este año en el software para la edición. Saben perfectamente que el reto, no se encuentra en hacer el video o tomar las imágenes, sino en la edición de los mismos. Quieren que sus usuarios sean capaces de contar historias. Por esa razón, además de GoPro Plus, el programa de edición de GoPro para ordenador y móvil, también se renueva la aplicación Quik.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios