NUEVA POLÉMICA

Samsung investiga problemas de seguridad en algunos modelos de lavadora que pueden explotar

El gigante de la tecnología reconoce haber recibido quejas del organismo regulador norteamericano, aunque destaca que investiga solo casos de modelos de carga superior

Detalle de uno de los posibles modelos afectados
Detalle de uno de los posibles modelos afectados - SAMSUNG

Y llegan más problemas técnicos. Samsung ha reconocido este jueves haber recibido quejas por parte de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) relacionadas por «problemas de seguridad» en algunas lavadoras de carga superior fabricadas entre marzo de 2011 y abril de este año.

En algunos casos, advierte la compañía surcoreana, determinados modelos -sin especificar- experimentan extrañas vibraciones que podrían presentar «riesgos de lesiones personales» durante el proceso de lavado. En un comunicado, el gigante de la tecnología de consumo ha puesto en marcha un servicio en su página web para que los clientes puedan comprobar si las lavadoras que tienen en propiedad están afectadas. Al parecer los problemas solo se han detectado en las lavadoras de carga superior, las tradicionales de carga frontal no se han visto afectadas.

De momento, se recomienda que las lavadoras que presenten problemas técnicos utilicen un ciclo de lavado de baja velocidad para lavar. Pese a iniciarse una investigación acerca de una serie de lavadoras que sufrieron incluso pequeñas explosiones, según desvelaba la cadena norteamericana «ABC», Samsung asegura que «no se han producido incidentes reportados al usar este ciclo».

«En casos raros, las unidades afectadas pueden experimentar vibraciones anormales que podrían representar un riesgo de lesiones personales o daños a la propiedad al lavar ropa de cama, artículos voluminosos o resistentes al agua», reconoce sin embargo la compañía surcoreana que está inmersa, curiosamente, en un proceso de sustitución de sus modelos de dispositivo móvil Galaxy Note 7 después de reconocerse 35 casos de ignición por culpa de problemas técnicos en sus baterías.

«Es importante tener en cuenta que nuestros clientes han realizado cientos de millones de cargas sin incidentes desde 2011», sostiene la compañía, al tiempo que promete: «Vamos a proporcionar información actualizada tan pronto como sea posible». Según el organismo gubernamental, el empleo de una velocidad de centrifugado inferior en el ciclo delicado «disminuye el riesgo de lesiones por impacto o daños materiales».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios