Cada víctima perdió de media 65,53 euros
Cada víctima perdió de media 65,53 euros - ABC

El «botín» de los ciberdelincuentes ascendió a 146.300 millones de euros en 2017

16,2 millones de españoles fueron víctimas de ataques online el año pasado, según un informe de la compañía de seguridad Norton Symantec

MADRIDActualizado:

2017 fue el año en que se puso de manifiesto la evolución de los cibercriminales. Ataques como WannaCry, Petya o los robos millonarios de criptomonedas han puesto la seguridad online como una de las principales preocupaciones de los internautas. No en vano, el «botín» al que ascendió el robo online en todo el mundo ascendió a 146.300 millones de euros, que afectaron a 978 millones de consumidores en 20 países durante el pasado año, según revela el informe Norton Cyber Security Insights 2017 presentado hoy por Norton by Symantec.

Solo en España, 16,2 millones de españoles han sufrido en su propia piel esta situación, una cifra que representa casi la mitad (49 por ciento) de la población adulta online. En dinero, los usuarios de nuestro país han perdido más de 1.750 millones de euros (65,53 euros por víctima), según relata este informe. Y no solo dinero, también en dinero: cada víctima, además, perdió 22,1 horas (casi tres jornadas de trabajo) a consecuencia de los actos cometidos por los ciberdelincuentes, según relata este informe.

Confiado y usuario de varios equipos

El perfil de estos usuarios comparte una serie de características, como la confianza en sí mismos y la seguridad de sus dispositivos, que utilizan a diario múltiples equipos. Sin embargo, las víctimas de los ciberdelitos son también más propensas a dejar agujeros de seguridad, dejando abiertas sus «puertas traseras» virtuales, compartiendo sus contraseñas con otras personas o archivarlas en su propio dispositivo.

«Las acciones de los consumidores revelan una peligrosa desconexión: a pesar de la oleada de cibercrimen de la que continuamente informan los medios de comunicación, demasiada gente parece creerse invencible y sigue sin tomar precauciones básicas para autoprotegerse», declara Ramsés Gallego, Security Expert en Norton by Symantec. «Esta desconexión subraya la necesidad de seguridad digital para los consumidores y la urgencia de una vuelta a lo básico por parte de los propios usuarios a la hora de prevenir los ciberdelitos».

Pagar por el rescate, no siempre efectivo

Uno de cada catorce consumidores españoles ha visto sus ficheros digitales comprometidos por un ataque de «ransomware» (programa dañino que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción) en alguna ocasión. Aquellos que han sido víctimas del ransomware afirman haber perdido, de media, 24,3 horas tratando de reparar las consecuencias del ataque, y uno de cada diez pagó el rescate y no obtuvo nada a cambio.

El 49 por ciento de las víctimas admite que nunca hace «backup» de al menos uno de sus dispositivos, y más de la mitad reconoce que las únicas actualizaciones que realiza en su dispositivo son las automáticas, lo que pone de manifiesto que un considerable número de usuarios se arriesga a perder sus activos digitales para siempre.

«Pagar el rescate puede parecer la respuesta natural para recuperar tus ficheros personales», señala Gallego. «Sin embargo, dar dinero a los hackers supone seguir financiando sus actividades, sin garantía de que personalmente vayas a recuperar el acceso a tu vida digital. En el caso del ransomware, en lugar de pagar a los delincuentes, es mejor que todos adoptemos unos sencillos pasos para frustrar sus esfuerzos».