Imagen del coche eléctrico construido por Carlos Rodríguez - CARLOS RODRÍGUEZ / Vídeo: un profesor cartaginés construye su propio coche eléctrico

Un profesor de Cartagena construye un coche deportivo eléctrico con sus propias manos

Carlos Rodríguez, que ha tardado seis años, no tenía conocimientos previos en ingeniería, mecánica o física

MADRIDActualizado:

Ha tardado nada menos que seis años en construir un coche eléctrico con sus propias manos, pero visto el resultado, Carlos Rodríguez puede estar más que orgulloso. El vehículo de este vecino de Cartagena y profesor de Educación Física en el IES Las Salinas del Mar Menor es un deportivo descapotable con una autonomía de 300 kilómetros.

Lo sorprendente de la noticia es que Rodríguez no tenía cuando empezó ningún conocimiento de ingeniería, mecánica o física. Lo que le movió a emprender semejante hazaña fue la «ilusión», según contaba el propio protagonista en La Ser y algunas piezas homologadas de coches como el Audi A1, el Audi Q3, el Seat León y el Opel Corsa.

Lo primero que se propuso fue reformar un coche antiguo o construir uno a partir de piezas estas homologadas. Más tarde, y a consecuencia de una meningitis, decidió lanzarse a esta empresa mayor. Mientras se recuperación de la enfermedad, comenzó a leer libros de mecánica e ingeniería, ya que antes solo había hecho muebles y esculturas. En primer lugar se lanzó a por la carrocería, diseñada por él y confeccionada con fibra de vidrio. A continuación se lanzó a por el chasis, el motor eléctrico y la batería, parecidas a las de los modelos de Tesla. La razón es que las patentes de esta marca están libres de derechos.

Homologación

El siguiente paso es lograr que su coche sea homologado, aunque reconoce que no va a resultar fácil a causa de la «pelea burocrática» que conlleva.

Aunque la carrocería de este primer coche está fabricada en fibra de vidrio, asegura que podría hacerla de fibra de carbono, como ocurre en otros coches eléctricos. Y lo mismo ocurre con el chasis, que ahora es de acero y aluminio, pero que podría construirlo solo de aluminio o, igualmente, de fibra de carbono. Cambios todos ellos que serían necesarios para fabricar su modelo en serie, como es su sueño.