Caim Mortis, más conocido como «El Diablo» tiene rasgos de animal
Caim Mortis, más conocido como «El Diablo» tiene rasgos de animal - EFE

Un hombre, conocido como «El Diablo», declara que es «un ser híbrido, mitad humano, mitad animal»

Este personaje es muy popular en Sudamérica y se ha sometido a una veintena de operaciones para lograr este aspecto

Actualizado:

Caim Mortis, más conocido como «El Diablo» colombiano, es referente por su peculiar aspecto. Tiene 32 perforaciones en la cara, tatuajes por todo su cuerpo y una veintena de operaciones. El objetivo: convertirse en un ser híbrido.

«Soy un híbrido, mitad humano, mitad animal porque mis modificaciones están enfocadas en los animales, no tanto en el diablo, como me dicen porque las personas nunca han visto a una persona con cuernos», declaró Mortis a Efe, durante la convención de tatuadores en Bolivia.

No obstante, su apodo se originó a causa de los implantes que tiene en la frente en forma de cuernos. De hecho, por complicaciones, tuvo que reducir su tamaño original. Asimismo, Mortis contó que la modificación de su nariz se asemeja a la de un felino, los ojos son completamente negros como los de los caballos, la lengua bífida al igual que las serpientes, tiene los dientes afilados y también tiene una reducción y modificaciones en las orejas.

«No hay nada de lo que me arrepiento, todas las modificaciones son extremas y son irreversibles y lo he pensado mucho antes de hacerlas y son parte de mi estética corporal», explicó.

Su obsesión es tal, que algunas de las intervenciones a las que se ha sometido son peligrosas para la salud. Por ejemplo, el tatuaje de los ojos es un procedimiento nuevo y nadie asegura que en diez años pueda conservar la vista. Asimismo, las modificaciones de su lengua le impiden sentir el sabor de la azúcar y la sal.

Mortis estuvo en Bolivia como invitado de la convención de tatuajes «Ajayu Tattoo» y uno de los principales mensajes que quiso transmitir fue la importancia de romper con los prejuicios de la gente que es diferente.

«Me gustaría que la gente no juzgue a otras personas por su apariencia, nadie puede juzgar un libro sólo por su portada y la gente se convierte en juez y verdugo de sus hermanos sin conocer el trasfondo», reflexionó «El Diablo».

Para Mortis, la belleza es el resultado de sentirse feliz con lo que uno es. «Si me siento agradado con mi cuerpo estaré feliz, la belleza para mí es sinónimo de felicidad», sostuvo.