Madrid - Plan B

El «Sueño de una noche de verano» vuelve al teatro Arlequín

Tras el éxito cosechado el año pasado, durante los meses de julio y agosto el teatro madrileño acogerá la segunda temporada de este clásico de Shakespeare

Un momento del espectáculo
Un momento del espectáculo - Miguel Pérez Pichel

«Aquellos que creen en la magia están destinados a encontrarla». Bajo esta premisa se estrena el próximo viernes 7 de julio, en el teatro Arlequín de Madrid una adaptación «gótica» de una de las obras cumbre de William Shakespeare: «Sueño de una noche de verano».

La adaptación, realizada por el director Carlos Manzanares Moure, e interpretada por la compañía Trece Gatos, aúna varios elementos que convierten la obra en un cuento onírico donde realidad y ficción, pesimismo y optimismo, se enfrentan con el objetivo de ahondar en la conciencia del espectador con un mensaje claro: hay que perseguir los propios sueños.

«Hemos querido aprovechar la magia que hay en el texto de Shakespeare y dar mayor protagonismo a las hadas, haciendo de ellas unos personajes con los que cualquier espectador –en especial las mujeres- se puede identificar», explica Manzanares.

«Son trabajadoras que tienen su rutina gris, su día a día… como cualquiera de nosotros. Pero a partir de un momento determinado, deciden arriesgarse y apostar por lo que realmente les gusta, les ilusiona. Si consiguen un buen resultado o no, es lo de menos. Lo que queremos contar es que lo importante es intentarlo, ponerse en marcha, apostar por que los sueños se hagan realidad. Hay una frase del texto que define bastante bien todo esto: ‘En el intento, a pesar de no tener alas, aprendieron a volar’».

Para conseguirlo, Manzanares se ha decantado por llevar el relato de Shakespeare al código del cuento, en el que humor, sentimientos y guiños al cine se entrelazan trasladando al espectador a un mundo en el que todo es posible y donde risas y emoción están garantizadas.

«Quería hacer un cuento, pero también quería huir del cliché y de lo infantil, para conseguir que el espectador se pudiera identificar con los personajes», señala Manzanares. Por ello, afirma, decidió decantarse por una estética tenebrosa, «gótica, a lo Tim Burton», que contribuye a alimentar ese ambiente fantástico del bosque y de aquellos que lo habitan.

«La estética de la obra sirve además para destacar la evolución de los personajes de las hadas (y de la historia en sí), que cada vez más entusiastas van llenando el espacio de color, hasta el amanecer final donde la luz lo envuelve todo».

La adaptación de Manzanares, apta para todos los públicos, se reestrena después de que el pasado verano ya estuviera en cartel durante los meses de julio y agosto, donde cosechó un éxito absoluto de crítica y público.

Espectáculos viernes y sábados a las 21:00h. Precio: 18 euros en la taquilla del teatro. Disponibles entradas con descuentos.

Toda la actualidad en portada

comentarios