InternacionalLa Unión Europea celebra en Bratislava la primera cumbre sin el Reino Unido

Los Veintisiete deciden divididos el futuro de la UE después de la primera escisión

De izquierda a derecha, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz; el portavoz el Parlamento eslovaco, Andrej Danko; el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el primer ministro eslovaco, Robert Fico; el presidente eslovaco, Andrej Kiska; el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcak, posan para la foto de familia antes de asistir a una cena informal este jueves en Bratislava, en la víspera de la cumbre de la UE
De izquierda a derecha, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz; el portavoz el Parlamento eslovaco, Andrej Danko; el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el primer ministro eslovaco, Robert Fico; el presidente eslovaco, Andrej Kiska; el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcak, posan para la foto de familia antes de asistir a una cena informal este jueves en Bratislava, en la víspera de la cumbre de la UE - AFP
ENRIQUE SERBETO - 27europas Enviado Especial A Bratislava - Actualizado: Guardado en:

Se trata de una cumbre histórica, pero por razones que ninguno de los asistentes habría deseado. Los líderes de la Unión Europea se reúnen por primera vez en ausencia de representante del Reino Unido, para intentar definir el rumbo a seguir después de la primera escisión del proyecto comunitario. Los 27 asistentes más el presidente de la Comisión llegan además sin una idea clara de futuro y, como dijo el propio Jean-Claude Juncker, en su discurso ante el Parlamento, «más divididos que nunca». La señal más clara de que no es probable que en la reunión de este viernes en la capital eslovaca haya una respuesta clara a todos los interrogantes es que ya se han previsto reuniones sucesivas, otra en febrero en Malta y finalmente en marzo se volverán a encontrar en Roma, para celebrar el 60 aniversario de la firma del tratado fundacional.

Se calcula que para entonces ya se habrá producido la activación del artículo 50 del Tratado que significará que se pone en marcha el calendario para la salida de Gran Bretaña. Por ahora y dado que sigue siendo un país miembro y que este jueves por la mañana incluso se votó en el Parlamento la confianza en su nuevo comisario, los otros 27 se reúnen de manera informal, aunque en parte como medio de presión precisamente para que el Gobierno de Londres acelere sus decisiones y termine con la incertidumbre y la actual provisionalidad.

Dos fracturas

En cuanto a lo que van a hacer los socios que se mantienen dentro del proyecto comunitario, se pueden diferenciar dos fracturas claras: una entre los países del Este y los demás, y otra entre los que quieren reforzar el papel de las instituciones comunitarias, la Comisión y el Parlamento, y los que creen que la solución vendrá, al revés, de devolver la capacidad de decisión a los gobiernos.

El país convocante, Eslovaquia, y sus aliados del grupo de Visegrado (Polonia, República Checa y Hungría) encabezan el bando de los que pretenden difuminar el papel de Bruselas y hacer que la UE sea una mera asociación de países. Alemania, que podría cambiar el equilibrio entre unos y otros, duda sobre cual de las dos opciones apoyar, sin ocultar su simpatía por las tesis de sus vecinos orientales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios