Médicos de Unicef controlan el nivel de desnutrición de una niña en un campo de refugiados en el norte de Siria
Médicos de Unicef controlan el nivel de desnutrición de una niña en un campo de refugiados en el norte de Siria - UNICEF/UN069819/Souleiman

«Todas las partes del conflicto sirio reclutan niños de doce, once e incluso diez años», denuncia Unicef

La agencia de la ONU hace un llamamiento urgente por valor de 2.900 millones de euros para dar «asistencia vital» a 48 millones de menores

Actualizado:

«Los niños no pueden esperar a que las guerras terminen cuando hay crisis que amenazan su supervivencia inmediata y su futuro a largo plazo en proporciones catastróficas», afirma el director de programas de emergencia de Unicef, Manuel Fontaine. «Los niños son los más vulnerables cuando los conflictos o los desastres causan el colapso de servicios esenciales como la atención sanitaria, el agua y el saneamiento. Si la comunidad internacional no toma medidas urgentes para proteger y proporcionar asistencia vital a estos niños, se enfrentan a un futuro cada vez más oscuro», sentencia en el Informe de Acción Humanitaria para la Infancia 2018, que asegura que uno de cada cuatro niños viven en países afectados por conflictos.

Con estas palabras, Fontaine se refiere a las principales víctimas de aquellos países que viven inmersos en una guerra, como Siria, que en marzo entrará en su octavo año de contienda civil; Yemen, Irak, Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Nigeria... Estos niños, refugiados, desplazados de sus hogares, son los principales destinatarios del plan de acción humanitaria de la agencia de la ONU para este 2018. Presentado ayer en Madrid, la organización hace un llamamiento urgente por valor de 3.600 millones de dólares (unos 2.900 millones de euros). Una cantidad que irá destinada para «proporcionar asistencia vital a 48 millones de niños que viven en 51 paíes en situación de emergencia». El 84% de ese dinero será para trabajar en países afectados por crisis humanitarias derivadas «de la violencia y el conflicto».