Internacional

Los terroristas de Daesh, por móvil: «Mátalos a todos sobre una gran superficie, que estén todos en el suelo»

Los servicios secretos alemanes, al tanto de stas investigaciones, vienen comentando el creciente peligro que representan las células unipersonales, que aparentemente actúan por su cuenta pero que están dirigidos de forma virtual

El autor del atentado en un tren regional en Würzburg
El autor del atentado en un tren regional en Würzburg - ABC
ROSALÍA SÁNCHEZ Corresponsal En Berlín - Actualizado: Guardado en:

No eran lobos solitarios, actuaban teledirigidos por Daes a través de sus teléfonos móviles. El periódico alemán «Südeutsche Zeitung», que ha tenido acceso a material correspondiente a los teléfonos móviles de los autores de los atentados de inspiración yihadista de julio, el asalto a hachazos a pasajeros de un tren regional en Würzburg y el ataque a cuchilladas en Ansbach, así como la adolescente que asesinó el pasado mes de febrero a un policía, cumplían órdenes.

Los servicios secretos alemanes, al tanto de stas investigaciones, vienen comentando el creciente peligro que representan las células unipersonales, que aparentemente actúan por su cuenta pero que están dirigidos de forma virtual y a través de mensajes telefónicos desde el extranjero por Daes. Su director, Hans-Georg Maassen, ha reconocido que estos falsos lobos solitarios suponen un especial desafío para los servicios de seguridad.

«Reza para que me convierta en un mártir. Ahora estoy esperando el tren», escribió el 18 de julio Riaz A., refugiado afgano de 17 años que pocos minutos después arremetía con un hacha contra los desprevenidos pasajeros de un tren regional en el sur de Alemania y hería gravemente a cuatro de ellos. El miembro de Daesh con el que se comunicaba por chat le respondió que «Estado Islámico asumirá la responsabilidad» tras el ataque.

El adolescente, que había llegado en 2015 a Alemania sin compañía de ningún adulto, había recibido anteriormente instrucciones de aprender a conducir, para acometer un atentado de mayor calibre, pero había respondido que sacar el carnet de conducir en alemán «lleva tiempo» y que tenía prisa por morir por Alá. «Quiero entrar esta noche en el paraíso», explicó, para obtener autorización.

También el autor del atentado de Ansbach, Mohammad D., refugiado sirio de 27 años que había llegado a Alemania en 2014 desde Bulgaria y que murió al detonar la bomba que llevaba en la mochila junto a un festival al aire libre, recibió instrucciones vía chat. Antes de hacer explotar su mochila, envió interlocutor una foto del lugar y aseguró que iba a estar «lleno de gente». «Mátalos a todos sobre una gran superficie, que estén todos en el suelo», recibió como respuesta. Sus órdenes eran mezclarse «entre la multitud», romper la barrera policial, correr y «hacerlo».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios