Internacional

Alemania advierte de falsos «lobos solitarios» dirigidos por Daesh

Los miembros de células durmientes, los retornados a Europa tras participar en campos de entrenamiento en Siria y los fundamentalistas infiltrados por Daesh entre los refugiados son los tres grandes grupos de yihadistas

La Policía alemana vigila un mercado de Navidad en Dortmund
La Policía alemana vigila un mercado de Navidad en Dortmund - REUTERS
EFE Berlín - Actualizado: Guardado en:

Los servicios secretos de Interior alemanes han advirtido este miércoles del creciente peligro que representan los falsos «lobos solitarios» yihadistas, que en realidad actúan dirigidos por Daesh. «Se trata de individuos que aparentemente actúan por su cuenta. En realidad están dirigidos de forma virtual y a través de mensajes desde el extranjero», ha apuntado el presidente del departamento de Defensa de la Constitución, Hans-Georg Maassen, después de que ayer fueran detenidos en Alemania tres solicitantes de asilo sirios presuntamente vinculados a Daesh. Esta forma de actuación representa «un especial desafío para los servicios de seguridad» del país, comparable al que suponen las llamadas «células durmientes», prosiguió el responsable de ese estamento, uno de los apartados de los servicios secretos alemanes.

El departamento de Maassen alerta asimismo sobre las interrelaciones entre tres grandes grupos de yihadistas: miembros de células durmientes, los retornados a Alemania tras participar en campos de entrenamiento en Siria o los fundamentalistas infiltrados por Daesh entre los refugiados. Unas declaraciones que siguen a la detención de los tres solicitantes de asilo con pasaporte sirio, que presuntamente fueron introducidos en el país por las redes de Daesh. Tuvieron vínculos con los terroristas de los atentados de París de noviembre pasado y constituían probablemente una «célula durmiente», según Interior. Se sospecha que la banda de traficantes que llevó a los terroristas de París a Europa fue la misma con la que los tres llegaron a Alemania en noviembre de 2015, desde Turquía hasta Grecia y después a través de la ruta de los Balcanes. Maassen, que no se ha refirido explícitamente a estos casos, ha indicado que el yihadismo está amplificando su actuación en la denominada «guerra híbrida», con creciente intervención de redes sociales e internet.

Según datos de su departamento, se estima que en Alemania hay actualmente unos 9.200 miembros de la minoría salafista, frente a los 4.000 que se tenían detectados en 2011 y los 7.500 de mediados de 2015.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios