Rajoy ofrece a Trump ser interlocutor de EE.UU. en Europa y América Latina

Rajoy y Trump, tal y como habían avanzado la Moncloa y la Casa Blanca, mantuvieron anoche durante quince minutos su primera conversación telefónica desde que es presidente de EE.UU.

Corresponsal en WashingtonActualizado:

La lucha contra los terroristas de Daesh, la economía, el proyecto europeo, el funcionamiento de la OTAN y el refuerzo de las relaciones entre ambos países, fueron los asuntos que, con un alto grado de entendimiento y compromiso, mantuvieron anoche el presidente de Estados Unidos y el jefe del Gobierno español. En su segunda conversación telefónica, aunque la primera desde que Trump se instalara en la Casa Blanca, el pasado 20 de enero, Rajoy tuvo oportunidad de expresar al presidente del primer país del mundo que el Gobierno que preside «trabaja con estabilidad». Ante el interés de Trump, Rajoy le explicó que la economía española «está creciendo por encima del 3%», según la nota informativa difundida desde el Palacio de la Moncloa. El presidente Rajoy se ofreció además a Trump como interlocutor de Estados Unidos para Europa y América Latina.

Durante la charla entre ambos dirigentes, el presidente de Estados Unidos expresó a Rajoy la necesidad de reforzar la coordinación para combatir con eficacia a los yihadistas de Daesh, una de las grandes prioridades de Trump para su mandato. Como se encargó de señalar minutos antes de la comunicación telefónica el secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, el presidente norteamericano iba a hablar con Rajoy en la confianza de seguir contando con España como uno de sus mejores aliados en materia antiterrorista.

Además de confirmar que éste fue uno de los grandes asuntos abordados, la comunicación de La Moncloa precisa que ambos mandatarios mantuvieron firme el compromiso de seguir colaborando en esta materia. En la actualidad, soldados españoles se encuentran en Irak, encargados de la formación de miembros del ejército de aquel país, junto con integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Con relación a la colaboración atlántica y el desarrollo de los acuerdos entre ambos países, Trump y Rajoy se mostraron satisfechos con la utilización conjunta de las dos bases estadounidenses en suelo español, las de Morón y Rota. Además, ambos abordaron la situación de la Alianza Atlántica, criticada repetidas veces por el nuevo presidente de Estados Unidos. Los dos presidentes se citaron para verse en mayo en Bruselas, donde coincidirán en la reunión de líderes de esta organización de seguridad.

Sobre el proyecto europeo, cuando Trump preguntó a Rajoy, éste le mostró su convicción de que «se fortalecerá los próximos meses, con ayuda de España».

Aunque no todo ha sido tan fácil para el Gobierno español en estas dos semanas y media de arranque de mandato de Trump. La guerra abierta con México, a cuenta del plan del nuevo inquilino de la Casa Blanca de construir el muro en la frontera entre ambos países, y las arremetidas del presidente estadounidense contra la Unión Europea y la OTAN, han comprometido desde un principio las valoraciones públicas del presidente español. Con el suficiente cuidado para evitar roces, pero consciente también de la impopularidad de Trump, Rajoy ha tenido que navegar entre dos aguas. Lo que no impidió que llamara por teléfono al presidente Peña Nieto la semana pasada, para expresarle la «solidaridad» de España, tras la reiterada insistencia del presidente estadounidense en que el país vecino «pagará el muro». El mandatario mexicano expresó inmediatamente en Twitter su «gratitud, en nombre del pueblo mexicano». Además, Rajoy planteó a Peña Nieto su respaldo a la actualización y mejora del acuerdo comercial que mantiene México con la UE, una forma de paliar en parte los posibles perjuicios de una renegociación o ruptura del NAFTA, que pretende impugnar Trump.

Pero la oposición parlamentaria, en especial el PSOE y Podemos, ha reiterado su demanda de «mayor firmeza» al presidente español. Para los socialistas, «Trump está cambiando el orden internacional».