Seguidores del partido Laborista noruego siguen el escrutinio de las elecciones
Seguidores del partido Laborista noruego siguen el escrutinio de las elecciones - REUTERS
Elecciones en Noruega

La «premier» conservadora noruega, Erna Solberg, repite mandato

Con el 94% de los votos escrutados, su bloque obtiene 89 escaños frente a 79 de la oposición

BERLÍNActualizado:

Sonriendo y de azul llegó ayer la primer ministra de Noruega, Erna Solberg, al hotel SAS de Oslo para conocer los primeros resultados de las elecciones legislativas del país escandinavo. Con el 94% de los votos escrutados, su bloque obtenía 89 escaños frente a los 79 de la oposición. Con la crisis económica y de refugiados, la caída del precio del petróleo -Noruega es el principal productor de Europa occidental- y la matanza de Anders Breivik en julio de 2011, como telón de fondo de la recuperación económica del país escandinavo, la coalición en el Gobierno -los conservadores de Høyre y los ultraderechistas euroescépticos del FrP- están en camino de volver a gobernar y los laboristas del Ap a ser oposición.

Casi cuatro millones de noruegos fueron llamados este lunes a elegir a los 169 diputados que componen el Storting -el Parlamento unicameral noruego- en unas elecciones muy ajustadas. Las alternativas de gobierno más verosímiles son dos: repetir la coalición de FrP y conservadores, o estos últimos con Los Verdes, repitiendo Solberg como primera ministra en ambos casos. La alternativa que pierde peso es una coalición de los laboristas con alguno de sus socios tradicionales.

Que en Oslo continúe gobernando una coalición de derechas -con apoyos puntuales de los democristianos euroescéticos del KrF y los liberales de Venstre- es algo que no ha sucedido en más de tres décadas. La llave de estas elecciones está en los pequeños partidos, especialmente en Los Verdes que están abiertos a alianzas tanto con conservadores como laboristas, aunque nunca con el FrP.