Alí Shimran, encargado de negocios de la Embajada de Irak en España, en su despacho
Alí Shimran, encargado de negocios de la Embajada de Irak en España, en su despacho - M. Trillo

«No habrá diálogo con el Kurdistán iraquí si no renuncia al referéndum»

El encargado de negocios de la Embajada de Irak en España, Alí Shimran, defiende que las disputas se resuelvan dentro del marco de la Constitución del país, porque es la que «protege la democracia»

MadridActualizado:

Alí Shimran, encargado de negocios de la Embajada de Irak en España, rechaza de plano los resultados del referéndum de autodeterminación en la región autónoma del Kurdistán, en el norte del país, por ir en contra del artículo primero de la Constitución aprobada en 2005, que establece la integridad del territorio y la soberanía nacional. Asegura que el diálogo con las autoridades kurdas «está abierto», pero «dentro de los preceptos constitucionales». Precisamente, un tribunal ordenó este miércoles la detención de los comité organizador de la consulta inconstitucional. «No va a haber ningún diálogo si no hay renuncia al referéndum», afirma rotundo. Aunque no quiere hacer paralelismos con la cuestión de Cataluña, defiende «el respeto a la democracia y a las constituciones, porque la Constitución protege la democracia».

¿Cuál es el actual estatus del Kurdistán iraquí? ¿Qué grado de autonomía tiene la región?

La Constitución iraquí votada en 2005, que gozó del apoyo de la mayoría de los componentes de la sociedad iraquí y supone un contrato social con el país, otorgó al Kurdistán un amplio régimen de autonomía. La Constitución fue votada por todas las provincias del Kurdistán iraquí, incluso con un grado de participación en la región autónoma superior a otras provincias iraquíes. En la capital, Erbil, superó el 99%.

El Kurdistán iraquí cuenta con un grado de autonomía muy alto, que personalmente considero ejemplar. En realidad, ha disfrutado incluso de una autonomía mayor a la prevista en la propia Constitución.

Se le ha destinado un 17% de los presupuestos generales del Estado y el presidente de la República es un miembro de la comunidad kurda, así como el vicepresidente del Gobierno, varios ministros, viceministros, directores generales y otros altos cargos.

Todos los puestos fronterizos del Kurdistán iraquí están bajo su autoridad. De hecho, para viajar a Irak, un extranjero necesita visado, mientras que para el Kurdistán no hace falta, porque las autoridades de la región así lo establecieron.

¿Por qué el Gobierno iraquí considera ilegal el referéndum y no lo reconoce?

La Constitución iraquí es el documento que puede acabar con cualquier conflicto o disputa en el país y este referéndum va en contra del artículo primero, que establece la preservación del territorio y la soberanía nacional. El Kurdistán es una región fundamental y vital de Irak. Todas las discrepancias en el país deben resolverse en el marco de la Constitución iraquí, que fue más votada en el Kurdistán iraquí que en otras zonas del país. Lamentablemente, el referéndum se contradice con el espíritu de lo que votaron con esa Constitución.

¿Por qué cree que se ha celebrado el referéndum precisamente ahora?

También nos extraña el momento para organizarlo, cuando Irak ha logrado una gran victoria contra el grupo terrorista Daesh, con grandes sacrificios y gran apoyo internacional. Justo ahora, cuando estamos en los momentos finales para completar la liberación del territorio iraquí, nos vemos sorprendidos por una demanda anticonstitucional e ilegal, que supone un contratiempo a estos esfuerzos y victorias.

¿Están utilizando los independentistas kurdos el papel que tienen los peshmerga en la lucha contra Daesh como chantaje?

«Justo cuando vamos a completar la liberación de Irak, nos vemos sorprendidos por el referéndum ilegal»

Cuando Daesh entró en Irak en 2014, es curioso que parte de los peshmerga entraron en zonas fuera del Kurdistán en las que hay petróleo. Desde el principio, ha habido cierta contradicción en las actuaciones. Con sensatez, el primer ministro, Haider al Abadi, ha mantenido buenas relaciones con altos cargos de la región autónoma del Kurdistán y los peshmerga han contribuido a un trabajo fructífero junto a las fuerzas armadas, la movilización popular y las tribus, bajo el mando único del comandante en jefe y primer ministro, así como el apoyo internacional.

El Gobierno central de Irak siempre contó con el papel importante de los peshmerga en su lucha contra Daesh y la liberación del territorio iraquí, basándose en la premisa de que tenemos un enemigo común y la necesidad de defender el territorio iraquí y la unidad del país.

¿Pero se utiliza ahora como chantaje para la independencia?

Para llevar a cabo un proyecto de independencia, hay que contar con un aspecto militar. Hasta ahora no podemos hablar de enfrentamiento bélico ni tampoco de chantaje. Estamos actuando con serenidad y diplomacia. El diálogo está abierto, pero dentro de los preceptos constitucionales, con claridad y sinceridad. No va a haber ningún diálogo si no hay renuncia al referéndum.

¿Qué papel juega el petróleo en este conflicto?

Hay unas zonas en conflicto, pero este calificativo no es exacto, sino que más bien podemos decir que son zonas que requieren un entendimiento. Desde 2003 hasta la actualidad, Irak no ha vivido estabilidad política, con la entrada de grupos terroristas como Al Qaeda y Daesh, y ha habido muchísimos problemas. Eso es lo que nos impidió encontrar una visión única para afrontar los problemas que azotan al país. Es cierto que Kirkuk es una zona muy importante, una provincia iraquí histórica y en la que viven muchos componentes sociales de Irak: kurdos, árabes, turcomanos, cristianos y miembros de otras confesiones minoritarias. Su identidad es puramente iraquí y tiene un gran conjunto de componentes sociales y por eso no podemos restringirla a uno solo.

Se lo pregunto de forma más clara: ¿los secesionistas utilizan este movimiento independentista para apropiarse de las zonas petroleras?

No cabe duda de que los motivos económicos están siempre en el trasfondo de las demandas separatistas. El presidente de la región autónoma del Kurdistán, Masud Barzani, se ha hecho fuerte gracias a los ingresos recibidos en la región. Por eso, aunque en las últimas elecciones legislativas hace dos años no logró los votos suficientes, sigue en el cargo en una vulneración flagrante de la legalidad, algo inadmisible para un pueblo que pide democracia. Por eso consideramos que la exacerbación de las demandas independentistas responde a un marco de fracaso político en la región.

¿Qué respaldo internacional ha obtenido hasta ahora el referéndum?

Estoy sinceramente orgulloso de que hemos conseguido el apoyo total de la comunidad internacional para mantener la integridad del territorio iraquí, empezando por Estados Unidos y el Reino de España, así como la Unión Europea, la Liga Árabe, la Organización para la Cooperación Islámica y los otros países de la región que cuentan con una minoría kurda importante.

¿Qué medidas ha tomado hasta ahora el Gobierno y cuáles prevé adoptar si no se renuncia al referéndum?

«El Gobierno enviará funcionarios para gestionar los aeropuertos y controlará los ingresos petrolíferos»

Todas las medidas se han adoptado de acuerdo con la Constitución y las que no se adoptaron en su momento se adoptarán ahora. Se va a aplicar la Constitución y la legalidad en todo el territorio iraquí sin excepción, porque consideramos que todos los ciudadanos son iguales ante la ley y en sus obligaciones. El Gobierno de Irak está celebrando reuniones para tomar las decisiones oportunas, como el envío de funcionarios de Irak para gestionar los aeropuertos y vincularlos directamente al Gobierno de Irak. Respecto al petróleo, el Gobierno de Bagdad va a hacer un seguimiento por el Gobierno de Irak y un control de los ingresos petrolíferos por parte de responsables de la región autónoma. También se ha dirigido a las legaciones extranjeras para no tratar directamente con la región autónoma del Kurdistán.

Se ha hablado de un bloqueo aéreo. ¿Al final pagará la población los platos rotos?

En absoluto. La línea Erbil-Bagdad está abierta y todos los ciudadanos iraquíes tienen libertad de movimientos. No hay ninguna actuación dirigida contra la población. Quisiera enviar un mensaje tranquilizador a toda la comunidad internacional: el pueblo kurdo es un pueblo histórico y todos los iraquíes, incluidos los kurdos, son de primera clase en Irak, no hay de primera y de segunda. El Gobierno iraquí busca proporcionar estabilidad, seguridad y bienestar y que todos los ciudadanos iraquíes vivan en libertad e igualdad. La responsabilidad hacia el pueblo kurdo es una responsabilidad de todos, no corresponde a unos grupos políticos en concreto.

¿Qué similitudes ve entre el caso kurdo y el catalán?

Cualquier pueblo que cree en la democracia debe creer también en la Constitución. Cada país tiene su propia constitución, que seguramente responde a sus necesidades, sus circunstancias y composición social. Nosotros estamos a favor del respeto a la democracia y a las constituciones, porque la Constitución protege la democracia. Sinceramente, no considero mucha similitud entre los dos casos, pero respetamos la democracia y las constituciones.

Los movimientos independentistas a veces encuentran apoyo por su halo romántico o sentimental. ¿Oculta eso la desestabilización que generan en los territorios?

Por supuesto, todos los movimientos independentistas o revolucionarios tienen una base de romanticismo, porque, si no, no son viables. Pero es curioso que estos movimientos coinciden con un momento de gran desarrollo tecnológico y utilizan estos medios para difundir sus ideas y erosionar y abrir una grieta profunda en las sociedades. En el caso de Irak, cuando se habla de un árabe, un kurdo, un cristiano o un musulmán, entre la gente de a pie no tiene mucha importancia, porque todos hablan como ciudadanos iraquíes. Por eso lanzamos un mensaje a nuestros hermanos en el Kurdistán iraquí de que todos somos ciudadanos iraquíes y gozamos de igualdad.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, votó en su día contra el referéndum en el Kurdistán, aunque ahora ha llamado a los organizadores para felicitarles. ¿Lo ve una contradicción?

Sí, es una contradicción. Entender la actuación de un pueblo requiere un tiempo, por eso creo que el señor Puigdemont no ha tenido tiempo de conocer la situación y la Constitución iraquí. A eso se debe la contradicción.

¿Sucede en el Kurdistán iraquí como en Cataluña, donde se ignora que al menos la mitad de la población no independentista?

«Muchos kurdos están disgustados con la actuación de Barzani»

Sí, sí, incluso más de lo que sucede en Cataluña. Muchos kurdos están disgustados con la actuación de Barzani. Hay muchos cargos en la Administración pública iraquí ocupados por kurdos y también tienen el mismo entusiasmo en vivir en un Irak unido. En esta legación diplomática hay dos diplomáticos kurdos y no percibo que tengan ninguna tendencia separatista. Trabajamos con un mismo espíritu y de forma unida.