Caganers de Donald Trump y Kim Jong-un en la localidad de Torroella de Montgri (Gerona) - Afp

Guerra de insultos entre Trump y Kim Jong-un: de «viejo lunático» a «gordo y bajo»

El presidente de Estados Unidos responde en Twitter al líder norcoreano

Nueva YorkActualizado:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha lanzado esta madrugada una diatriba en su prolífica cuenta de Twitter donde ha lamentado los insultos que le ha dedicado el líder norcoreano, Kim Jong-un, que le describió como un «viejo lunático», obsesionado por provocar «una guerra nuclear».

«¿Por qué me Kim Jong Un me insulta llamándome viejo? Yo nunca le diría que es gordo y bajo», ha escrito Trump en su cuenta. «Oh, en fin, con lo que intento ser su amigo - ¡y quizás algún día pueda suceder!», informa Ep.

No es la primera vez que Trump y Kim Jong-un se intercambian insultos. Entre otras ocasiones, el presidente estadounidense se ha referido al líder norcoreano, en tono despectivo, como «hombre cohete», mientras que este ha llamado «viejo chocho» al inquilino de la Casa Blanca.

Trump ha escrito estas palabras durante las últimas horas de su gira asiática y tras intercambiar impresiones con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a quien defendió ante las acusaciones de injerencia electoral antes de ratificar su voluntad de mejorar las relaciones entre ambos países e insultar a todos los que consideran perjudicial los contactos con Putin.

«A ver cuándo se dan cuenta los "haters" y los idiotas de ahí fuera que tener una buena relación con Rusia es bueno, no malo. Siempre están jugando a hacer política. Eso es malo para nuestro país. ¡Quiero resolver la situación en Corea del Norte, en Siria, en Ucrania, el terrorismo y Rusia puede ayudar enormemente!», ha añadido.

Ataques contra Hillary Clinton

Al hilo de esta cuestión, Trump ha vuelto a demostrar su fijación por su rival electoral, Hillary Clinton, de quien ha recordado su fracaso a la hora de mejorar las relaciones con Rusia durante su etapa como secretaria de Estado a las órdenes del predecesor de Trump, Barack Obama y, concretamente, una ceremonia en la que Clinton apretó un botón rojo simbólico para reiniciar las relaciones.

«¿Acaso los medios de las "fake news" recuerdan cuando la ladrona de Hillary Clinton, como secretaria de Estado, suplicaba a Rusia que fuera nuestra amiga con ese botón de reseteo que estaba mal escrito? Obama también lo intentó, pero tenía cero química con Putin», ha escrito Trump.