Estados Unidos

Investigan los pagos de Turquía al exasesor de Trump

Se trata de la primera petición de documentos a la Casa Blanca de la que se tiene constancia desde que Mueller se puso al frente de la investigación en mayo

Robert Mueller, fiscal especial designado a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016
Robert Mueller, fiscal especial designado a la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016 - REUTERS
MANUEL ERICE Washington - Actualizado: Guardado en: Internacional

El teniente coronel Michael T. Flynn, dimitido asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump apenas diez días después de su toma de posesión, sigue siendo el primer objetivo de la investigación de la trama rusa. El fiscal especial Robert Mueller ha reclamado a la Casa Blanca documentos relacionados con los presuntos pagos que habría recibido Flynn del Gobierno turco en los últimos meses de la campaña presidencial. El que fuera uno de los asesores favoritos de Trump está bajo la lupa de Mueller como sospechoso de un enriquecimiento ilícito, mediante servicios a empresas aprovechando su condición de asesor en materia de inteligencia y seguridad.

La investigación del fiscal especial se centra en el pago de 530.000 dólares que la compañía del exasesor, Flynn Intel Group, recibió del empresario turcoamericano Ekim Alptekin. Se trataba de una contraprestación por la labor de descrédito que la sociedad llevó a cabo en contra de un miembro de la oposición turca en el exilio, acusada de colaborar en el golpe militar de Turquía. Mueller intenta probar que detrás de ese pago estaba el Gobierno turco, encabezado por el presidente Erdogan. El cobro de dinero turco no supondría en principio una ilegalidad, pero se abre la posibilidad a presuntos delitos de felonía, en el caso de su registro como agente extranjero, o fraude, si se demuestra el uso de una empresa privada para ocultar que el dinero procedía de un Gobierno de otro país.

La petición de documentos a la Casa Blanca a cargo del responsable del Consejo Especial no supone una reclamación formal, pero pretende dar continuidad al trabajo investigador realizado por agentes del FBI, que han entrevistado a diversos testigos relacionados con el caso.

Aunque en este caso las pesquisas se centran en sus relaciones turcas, las múltiples relaciones de Flynn con empresas rusas están en el origen de una investigación que condiciona el mandato de Trump. Su exasesor tiene que responder a preguntas sobre pagos de estas sociedades que todavía están sin aclarar.

Toda la actualidad en portada

comentarios