Internacional

Facebook: «¿Puede Omran venir a vivir con nosotros?», la carta de un niño pidiendo a Obama su adopción

El presidente ha compartido en Facebook la misiva de un menor en la que le pide adoptar a Omran, el niño que se ha convertido en imagen del horror en Siria

Facebook: «¿Puede Omran venir a vivir con nosotros?», la carta de un niño pidiendo a Obama su adopción
- Actualizado: Guardado en:

Sus ojos apuntando al infinito sacudieron las conciencias de medio mundo. Omran Daqneesh, de apenas cinco años, se convirtió en el rostro del dolor sirio. Aquella imagen de indefensión movió el corazón y las manos de Alex, un niño neoyorquino de su misma generación, que ha escrito a Barack Obama pidiendo que Omran se vaya a vivir con ellos. El presidente no solo ha leído la carta, sino que la ha compartido en Facebook, desatando una ola de solidaridad y reconocimiento hacia el pequeño Alex.

«Deberíamos ser todos como Alex», ha escrito Obama en Facebook. «Imaginad cómo sería el mundo. Imaginad el sufrimiento que podríamos aliviar y las vidas que podríamos salvar. Escuchemos a Alex, leed esta carta y entenderéis por qué la he compartido con el mundo».

Tras conmover al presidente, la Casa Blanca ha pedido al niño que grabe un vídeo leyendo la misiva. Ahora, esta publicación acumula más de 5 millones de visitas. Este es el contenido íntegro de la carta de Alex:

«Querido presidente Obama,

¿Se acuerda del niño al que recogió una ambulancia en Siria? ¿Puedes, por favor, encontrarlo y traerlo a nuestra casa?

Aparquen en la calle y estaremos todos esperando con banderas, flores y globos. Le daremos una familia y él será nuestro hermano. Catherine, mi hermana pequeña, cazará mariposas y luciérnagas para él. En mi escuela, tengo un amigo que es de Siria, Omar. Le presentaré a Omar y podremos jugar todos juntos. Le invitaremos a fiestas de cumpleaños y él nos enseñará otro idioma. Nosotros podemos enseñarle inglés, como hicimos con mi amigo japonés Aoto.

Por favor, dígale que Alex será su hermano, que es un chico muy amable, como él.

Como no traerá juguetes, porque no tiene ninguno, Catherine compartirá con él su peluche azul, yo le prestaré mi bicicleta y le enseñaré a usarla. Le enseñaré a sumar y restar y él podrá usar el pingüino verde de Catherine, que no deja que nadie toque.

Muchas gracias,

¡No puede esperar más a que llegue!

Alex

6 años».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios