El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis, participa en la Cumbre Ministerial de la Coalición Global contra el Daesh
El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Alfonso Dastis, participa en la Cumbre Ministerial de la Coalición Global contra el Daesh - EFE

EE.UU. propone «zonas seguras» para refugiados dentro de Siria

Tillerson exige más ayuda a sus aliados para derrotar al grupo yihadista Daesh

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Los ecos del atentado terrorista en Londres llegaban ayer con cuentagotas a Washington, donde la noticia coincidía con la reunión de la coalición de países que luchan contra Daesh, la principal amenaza e inspiración del terrorismo islámico internacional.

«Repudiamos estos actos de violencia aberrantes», reaccionó el anfitrión de la jornada, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, cuando todavía no se conocían todos los detalles sobre la autoría del atentado ni sobre su vinculación con Daesh.

Era la primera reunión del grupo de 68 países que integran la coalición desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca. Tillerson ofreció garantías sobre el compromiso de EE.UU. en la lucha contra Daesh, lo que calificó como «el objetivo número uno» de su país en Oriente Medio. Además, adelantó una nueva estrategia para gestionar la crisis de refugiados que ha causado la expansión de Daesh en Siria e Irak: «EE.UU. aumentará la presión contra el Daesh y Al Qaida y trabajará para establecer zonas interinas de estabilidad, mediante un alto el fuego, para permitir que los refugiados vuelvan a sus hogares», aseguró.

Durante mucho tiempo, la oposición siria al presidente Bashar al Asad ha pedido a EE.UU. y sus aliados que creen «zonas seguras» protegidas por la aviación para los civiles asediados por bombardeos del Gobierno sirio y de Rusia. La opción que defiende EE.UU. consiste en amplias zonas a lo largo de la frontera entre Siria y Turquía en las que el ejército turco, con apoyo de la coalición, ha conseguido expulsar a las fuerzas de Daesh y donde se espera que puedan acoger refugiados.

En las zonas donde se consiga desalojar a Daesh, tanto en Siria como en Irak, EE.UU. planea establecer gobiernos locales temporales en lo que Tillerson denominó «fase de estabilidad», que podrían evitar vacíos de poder similares a los que se produjeron en Libia tras la campaña liderada por la OTAN en 2011.

En un tono similar al que la Administración Trump ha tenido sobre la participación de los países miembros de la OTAN, Tillerson también exigió más colaboración de los miembros de la coalición. «EE.UU. hará su parte», dijo, «pero las circunstancias en el terreno exigen más de todos vosotros. Pido a todos los países que examinen la mejor manera de apoyar los esfuerzos de estabilización».

Aportación española

Uno de esos países es España, que estuvo representada en el encuentro por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis. «España está aquí para para reafirmar su compromiso en la lucha contra el terrorismo internacional y contra Daesh en particular. Vamos a comunicar el aumento de formadores que hemos aprobado, para llevarlos al número de 425», explicó el ministro en referencia al contingente militar de España desplegado con el objetivo de formar al Ejército iraquí.

Dastis también se mostró esperanzado en los avances de la lucha contra Daesh, a la que consideró «en un momento positivo». «Estamos cosechando éxitos en el sentido de degradar y derrotar a Daesh en su asiento territorial, pero tenemos que seguir trabajando para luchar contra su influencia fuera de su zona de origen, y su influencia, sobre todo, en el mundo de Internet y de las conciencias», añadió. En ese último punto coincidió con Tillerson, para quien hay que «combatir a Daesh en internet tan agresivamente como sobre el terreno».