El senador demócrata Dick Durbin
El senador demócrata Dick Durbin - AFP

Los demócratas y al extrema derecha atacan la oferta de Trump para los «dreamers»

«Los ‘dreamers’ no deberían ser rehenes de la cruzada de Trump por romper familias y desperdiciar miles de millones de dólares de los contribuyentes en un muro que no sirve»

Actualizado:

Donald Trump mostró su cara de negociador duro esta semana al presentar su plan para regularizar a los llamados ‘dreamers’, los cientos de miles de inmigrantes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños. Hasta el pasado año, 690.000 de ellos se acogieron al programa DACA, impulsado por Barack Obama, que les concedía la residencia legal temporal a la espera de una solución definitiva para su estatus. Pero el presidente de EE.UU. anunció que no renovaría el programa, lo que colocaría a estos inmigrantes en las puertas de la deportación. La Casa Blanca se comprometió a buscar una solución legal para ellos durante las tensas negociaciones de gasto de la semana pasada.

Trump ofreció una propuesta leonina: abrir a los ‘dreamers’ la puerta a la ciudadanía a cambio del endurecimiento total del resto de regulaciones de inmigración y de la financiación del muro en la frontera con México. La Casa Blanca calificó la propuesta de «extremadamente generosa» porque amplía el número de jóvenes que se pueden tramitar su acceso a la ciudadanía a 1,8 millones, ya que incluirá a todos aquellos que no se acogieron a DACA a pesar de estar en condiciones de hacerlo. A cambio de ello, el Congreso deberá aprobar una normativa que dedique 25.000 millones a la construcción del muro, intensifique los arrestos de inmigrantes ilegales, acelere las deportaciones, persiga a quienes se quedan el país cuando su visado expira, elimine las loterías de residencias legales y limite al máximo la «inmigración en cadena», es decir, la posibilidad de traer a familiares cercanos al país.

Rehenes de Trump

«Los ‘dreamers’ no deberían ser rehenes de la cruzada de Trump por romper familias y desperdiciar miles de millones de dólares de los contribuyentes en un muro que no sirve», reacción el senador demócrata Dick Durbin. Su colega en la Cámara de Representantes, Luis Gutiérrez aseguró que los 25.000 millones para el muro eran «un rescate para los ‘dreamers’». Tampoco vieron con buenos ojos la propuesta senadores republicanos como Lindsay Graham y Bob Corker, que trabajan con otros legisladores demócratas en una propuesta menos agresiva y con más posibilidades de que salga adelante en la cámara alta. Ni siquiera el plan de Trump convence a sus más incondicionales. El portal de noticias de extrema derecha Breitbart no le perdona ni que ofrezca una vía para los ‘dreamers’ y ha popularizado un mote para el presidente: ‘Amnistía Don’.