Enfrentamientos en Berkeley entre partidarios y detractores de Donald Trump el pasado marzo
Enfrentamientos en Berkeley entre partidarios y detractores de Donald Trump el pasado marzo - REUTERS

Cancelan a última hora las jornadas de la derecha populista en Berkeley

Los promotores denuncian las trabas de los responsables de la Universidad, que rechazan las acusaciones

MADRIDActualizado:

Los organizadores de la «Semana de la Libertad de Expresión» en la Universidad de California en Berkeley cancelaron a última hora el evento, que iba a tener lugar entre el pasado domingo y este miércoles con la participación de significados representantes de la nueva derecha populista de EE.UU. y que en las semanas previas había estado rodeado de polémica por los posibles enfrentamientos con radicales de izquierda.

Este centro universitario a orillas de la bahía de San Francisco se ha convertido en un bastión de la oposición al presidente estadounidense, Donald Trump. El pasado febrero se tuvo que cancelar un acto del periodista británico de origen griego Milo Yiannopoulos, conocido por sus provocadores comentarios contra la izquierda, por las protestas violentas que se desataron en su contra.

Yiannopoulos, que había promovido junto con el grupo estudiantil «Berkeley Patriots» el evento, pretendía regresar ahora al campus californiano en esta serie de debates para los que se había anunciado la intervención de otros iconos conservadores, entre ellos el ex estratega jefe de Trump y director de la web «Breitbart News», Steve Bannon.

Un abogado de «Berkeley Patriots» achacó la cancelación de la «Semana de la Libertad de Expresión» a la «extrema presión y resistencia, si no abierta hostilidad» de la universidad al evento. El grupo de estudiantes había presentado una queja ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos por los «obstáculos burocráticos arbitrarios e irracionales» para impedir su ejercicio de la libertad de expresión recogida en la Primera Enmienda de la Constitución. Según explicaron tras la cancelación, no podían garantizar la seguridad de los intervinientes.

«No nos detendrán»

El propio Yiannopoulos advirtió en una rueda de prensa el pasado sábado: «No nos detendrán». Tras la cancelación del evento oficial, aseguró que se celebraría otro «no oficial». Efectivamente, el domingo se presentó en el campus por su cuenta, como ciudadano privado, entre la tensión contenida entre partidarios y detractores. En sus breves palabras criticó a los deportistas estadounidenses que se arrodillan durante la interpretación del himno nacional como señal de protesta contra Trump.

Los responsables de la Universidad, en cambio, han rechazado las acusaciones y aseguran que han hecho lo posible por garantizar el derecho a la libertad de expresión de los promotores de las jornadas.