El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - afp

Netanyahu condena el asesinato a tiros de una pareja israelí en Cisjordania

Actualizado:

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha condenado este jueves el asesinato a tiros de una pareja israelí en Cisjordania, y ha indicado que «se trata de un día difícil para el Estado de Israel». «Somos testigos de un asesinato especialmente atroz, en el que los padres han sido asesinados, dejando a cuatro huérfanos. Mi corazón está con los niños, todos nuestros corazones están con los niños y la familia», ha señalado, según ha informado el diario israelí «The Jerusalem Post».

Ambas víctimas viajaban a bordo de un vehículo junto a sus cuatro hijos, de entre cuatro meses y nueve años de edad. Los dos adultos fueron hallados con heridas de bala en el tronco, mientras que los menores se encontraban ilesos. Algunas fuentes han culpado de este ataque a un individuo que huyó del lugar de los hechos tras realizar los disparos. La zona ya había sido escenario recientemente de otros violentos contra colonos. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se han desplegado en los alrededores de la localidad cisjordana de Huwara y otras ciudades situadas cerca de Nablús para intentar localizar a los responsables del tiroteo.

Un portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha calificado el asesinato de un acto «heroico» y de «valiente resistencia», prometiendo continuar su lucha contra Israel. En esta misma línea se han expresado los Comités de Resistencia Popular, que han «bendecido» el ataque, sosteniendo que es una «reacción natural a los crímenes de Israel», según ha recogido el diario israelí «Yedioth Ahronoth».

Por su parte, el coordinador especial de Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha condenado el tiroteo, afirmando que «no hay nada heroico en el asesinato de civiles». Así, ha añadido que el suceso «subraya la necesidad de que se den pasos importantes para estabilizar la situación, cambiar las tendencias negativas actuales y restaurar la esperanza de que una solución negociada para la existencia de dos estados es posible».