Despedida

La noche de juerga de Usain Bolt tras sus últimos 100 metros

El velocista digirió su medalla de bronce en un club del centro de Londres, acompañado de su novia

Usain Bolt en una discoteca
Usain Bolt en una discoteca - ABC
ANA MELLADO Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

Sucumbió en el tartán rojo del estadio Olímpico de Londres, pero se resarció sobre la pista de baile de unas de las discotecas más exclusivas de la capital británica. Usain Bolt, el atleta más laureado de la historia, ha vivido con la misma celeridad e intensidad por el día, tratando de alimentar su propia leyenda deportiva, que al caer la noche, cuando los neones de los club comienzan a despuntar.

El sábado, unas horas después de consumar una despedida que nadie imaginó tan amarga, compartía un vídeo en su cuenta de Snapchat desde el club The Box Soho, en el centro de Londres. Este local, con un ambiente inspirado en un boudoir francés de 1940, es un clásico entre la beautiful people británica, que ameniza sus noches con champagne Dom Perignon y caviar iraní, en un reservado que se cotiza a mil libras entre diario y hasta 3.000 los fines de semanas. Entre sus clientes habituales figuran el Príncipe Enrique, sus primas Beatriz y Eugenia de York, Kate Moss o Emma Watson.

The Box Soho
The Box Soho- ABC

El velocista de 30 años acudió al club enfundado en una camiseta con la bandera de Jamaica y acompañado por su novia Kasi Bennett, apodada como la Kim Kardashian jamaicana, y que aguanta estoicamente las habituales juergas de su pareja. La noche se prolongó hasta las cinco de la mañana, cuando se despidieron amablemente del personal del local.

Usain es cliente habitual de The Box Soho Club. El pasado marzo, era fotografiado a altas horas de la madrugada abandonando la discoteca con una botella de agua en mano, aunque varios clientes relataron que bebió algo más. Épicos son también sus «simpa» en la noche londinense. Del club Libertine, en el céntrico barrio de Fitzrovia, se marchó sin pagar una factura de 12.000 libras y la noche anterior desapareció del club Tape, en el exquisito Mayfair, sin abonar 6.000 libras.

Usain Bolt siempre ha arrastrado fama de juerguista empedernido y él no reniega de ello. «Si hubiera medallas por fiestero, las habría ganado todas», declaró en su autobiografía. «En mi país, todo se puede hacer mañana. Entre los 17 y los 20 me dediqué poco al atletismo y mucho a la noche», agregó con una sinceridad asombrosa. A partir de los 20, se volcó de lleno en su carrera deportiva, aminoró el ritmo de ocio nocturno, pero sin renunciar a ciertos homenajes nocturnos.

Desmadre en Río

El pasado año, tras proclamarse tricampeón olímpico en Río de Janeiro, celebró sus preseas con un baile muy subido de tono junto a una mujer, que corrió como la pólvora en redes sociales. Tras esta publicación, se filtraban unas fotografías acurrucado en la cama junto a Jady Duarte, una estudiante brasileña de 20 años de edad, viuda de uno de los narcotraficantes más peligrosos de Río. La joven aseguró que no sabía que el atleta era famoso y relató su íntimo encuentro como «uno más». La noche no concluyó aquí. Tras este controvertido episodio, emergieron unas nuevas imágenes de la misma velada en las que Usain Bolt se besa apasionadamente con otra chica, cuya identida no llegó a trascender.

Su novia Kasi Bennett siempre ha preferido mirar hacia otro lado y sus escándalos y parrandas solo subrayan que detrás de una leyenda del deporte como él hay una persona.

Toda la actualidad en portada

comentarios