Vicente Dalmau y Marta Ortiz en el torneo Madrid Masters Series de tenis, el pasado mes de mayo
Vicente Dalmau y Marta Ortiz en el torneo Madrid Masters Series de tenis, el pasado mes de mayo - GTRES

El conde de Creixell vuelve a encabezar la lista de solteros de oro

El bodeguero y la top valenciana, a quienes separan 25 años de edad, han puesto fin a su noviazgo

MADRIDActualizado:

Poco más de un año es lo que ha durado el noviazgo entre el conde de Creixell y la modelo Marta Ortiz, tras confirmar con fuentes directas que hoy sólo mantienen una buena amistad. Cuando el otoño pasado saltó la noticia de que uno de los solteros de oro de nuestro panorama social estaba saliendo con una de las modelos españolas más solicitadas, muchos aseguraban que la diferencia de edad -25 años les separan-o las agendas profesionales no iban a impedir que esta historia de amor llegara a buen puerto.

De nuevo esos augurios se equivocaron y lo cierto es que en este momento tanto Vicente Dalmau Cebrián-Segarra como la joven Marta están solteros y sin compromiso, tras no poder superar varias crisis como pareja. Sus últimas apariciones en fiestas sociales por separado -Marta acudió a la gala de «Vanity Fair» con algunas compañeras de pasarela, al igual que al baile de máscaras de Dior; mientras, al marqués se le vio con un grupo de amigos en la entrega de galardones de la revista «Esquire»- dieron la pista de que algo ya no iba bien entre ellos.

De la misma manera que nunca jugaron a esconderse, hoy tampoco pretenden negar su final como pareja. Los motivos para la ruptura no han transcendido, ya que ambos saben guardar su intimidad; pero fuentes cercanas aseguran que a pesar de lo ilusionados que estaban y lo bien que se habían complementado, la distancia y la manera en la que están volcados en sus carreras ha sido definitivo.

Valenciana de nacimiento y con apenas 22 años, Marta sabe que está en el momento más importante de su carrera como modelo, desde que ganara el premio L’Oreal en la última edición de la Mercedes Benz Fashion Week. Su plan de viajes es el de una top internacional, que recorre casi todos los circuitos de la moda. Natural y muy divertida, nunca dudó en comentar en sus redes sociales que tenía un novio bodeguero y que jamás le faltaba una botella de buen vino en su despensa.

Lista de amigos

En cuanto al conde de Creixell, a sus 47 años ha recibido una larga lista de galardones por la manera en la que gestiona las históricas bodegas Marqués de Murrieta. La primera en La Rioja, que preside tras la muerte de su padre, cuando él apenas tenía 25 años. En este tiempo ha conseguido que la bodega, que ha celebrado su 165 aniversario, haya logrado una producción de 1,4 millones de botellas anuales, de las cuales el 70 por ciento se exportan a 100 países. Volcado por entero a su labor al frente de Marqués de Murrieta y también en el cuidado de su madre, delicada de salud, el conde recupera su puesto en el ránking de solteros más cotizados. Además de todos sus méritos profesionales, es un hombre tremendamente atractivo y simpático, que cuenta con una larga lista de amistades entre los que se encuentran desde el Rey Juan Carlos hasta Eugenia Martínez de Irujo, con quien compartió clase en sus años de estudiante en el Instituto Británico. De ahí que más de una vez les hayan «ennoviado» sin entender que lo suyo es una amistad de pupitre y muchos recuerdos.