Medio Ambiente

El «Día sin Coches», marcado por la alta contaminación

La jornada del jueves acabó con cifrás más elevadas de NO2 que en días anteriores

PALOMA RUIZ DEL POZO - @PalomaRuizdPozo Madrid - Actualizado: Guardado en:

El jueves 22 de septiembre, en el «Día sin Coches», se alcanzaron niveles de contaminación superiores a los de días inmediatamente anteriores en las franjas comprendidas entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde, según los datos recogidos por las 24 estaciones activas que hay en la capital. Como se observa en el gráfico, en dichos tramos horarios, que fueron ayer objeto de cortes paulatinos en la capital con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, aumentaron los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) por encima de los valores de los días anteriores, según los datos del Ayuntamiento de Madrid.

Estos reflejan que el día más amigable para el medio ambiente fue el 20 de septiembre, con un valor medio de 42,33 microgramos por metro cúbico (µg/m³) en las mismas horas de los cortes paulatinos del tráfico en el «Día sin Coches», lo que dista en más de 30 microgramos por metro cúbico del valor alcanzado en la jornada de ayer, convirtiéndose así en el día con los niveles más altos de NO2 de los días previos.

Dentro de esta franja horaria, el pico más alto registrado el jueves se produjo a las 9.00, alcanzando un valor de 86,42 µg/m³. A diferencia del mejor día, el martes, que se situó a esa misma hora en un valor de casi 25 µg/m³ de NO2.

Desliza el ratón por los puntos del gráfico para ver los niveles de NO2 en µg/m³.

Esto dejó un «Día sin Coches» con valores de contaminación superiores a los del año pasado, en concreto,3.03 µg/m³ más de NO2, al final de los actos previstos para la jornada del jueves. Además, miles de madrileños estaban llamados a usar el transporte público para tratar de reducir esos niveles, pero la medida no se llevó al pie de la letra. El tráfico a primera hora sufrió graves retenciones con atascos que se prolongaron hasta las once de la mañana provocados por varios accidentes, principalmente.

Por tanto, el «Día sin Coches» se quedó en un mero acto simbólico . En cualquier caso, cabe destacar que los niveles de contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) no solo dependen de las emisiones de los coches que haya circulando por la ciudad, sino también de otros muchos factores, entre ellos, los ambientales.

Estos valores, sin embargo, no llegaron en ningún momento a alcanzar el límite perjudicial para la salud, situado en 200 µg/m³ de NO2. Según el informe diario de calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid, la calidad del aire de la jornada de ayer fue «admisible» en términos generales durante todo el día. En concreto, los valores de NO2, salvo en la zona noroeste que el aire tuvo una calidad «buena», tuvieron una calidad «admisible» según los parámetros marcados por el ayuntamiento. Estos se clasifican, para el dióxido de nitrógeno, en: buena (0-100µg/m³), admisible (101 - 200 µg/m³), deficiente (201 - 300 µg/m³) y mala (> 301 µg/m³).

Inversión Térmica

Uno de los factores ambientales que influye en la acumulación de NO2 en la capa más baja de la atmósfera –donde se encuentran las personas- es la inversión térmica. Este proceso meteorológico se produce «cuando existen épocas anticiclónicas y un periodo prolongado de altas presiones, lo que hace que haya poco viento y que el aire frío, que es más denso, tienda a bajar a nivel del suelo –por lo que el aire caliente sube-, lo que impide la dispersión de los contaminantes y hace más probable que se produzcan picos de estos» explica Juan Manuel de Andrés, profesor de Ingeniería del Medioambiente de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSII) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Proceso de inversión térmica
Proceso de inversión térmica- Ayuntamiento de Madrid

Hay que destacar que los contaminantes que se acumulan no solo son el NO2, sino también dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno o el ozono, entre otros.

El profesor recalca que la inversión térmica es una situación contraria a la normal, es decir, al «gradiente vertical de temperatura media». Este último es cuando las capas de aire están en su correcta posición, es decir, la capa de aire caliente está cerca del suelo, y por encima de esta, las capas más frías, haciendo que la temperatura del aire disminuya 0,6 grados cada vez que se suben 100 metros. Esta situación queda invertida cuando se produce la inversión térmica.

Proceso de gradiente vertical de temperatura media
Proceso de gradiente vertical de temperatura media- Ayuntamiento de Madrid

Nuevo Protocolo para Episodios de Alta Contaminación por NO2

El límite establecido para delimitar la cantidad de NO2 que se considera dañina para la salud pertenece a un valor de «límite máximo horario», lo que significa, que esa cifra de NO2 no podrá superarse más de 18hs al año en cualquier estación de la red. De lo contrario, entraría en funcionamiento elProtocolo para Episodios de Alta Contaminación por NO2, como ya ocurriera en dos ocasiones el mes de noviembre de 2015.

Tras este suceso, el Ayuntamieno de Madrid hizo entrar en vigor el 1 de febrero el nuevo protocolo de actución por alta contaminación de NO2. Este tiene un carácter más preventivo que el anterior por lo que se bajaron los umbrales y se decretó tomar medidas antes de alcanzarse el límite máximo horario permitido de NO2. En concreto, el nuevo protocolo se activará cuando las mediciones sean de 180 µg/m³ en dos estaciones cualesquiera de la misma zona.

Además, también adelantará la información a los ciudadanos. Desde el aviso de activación del episodio hasta la adopción de las primeras medidas, se contará con un día para coordinar y preparar la alternativa de movilidad, que desde el consistorio fomentan que esta sea el transporte público. Así mismo, se conservan los cuatro escenarios establecidos del anterior protocolo.

Nuevo Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático

Desde Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad ya han puseto nuevas medidas para preservar la calidad del aire de la capital. El jueves, la delegada del Área de Gobierno, Inés Sabanés, y su equipo comenzaron una ronda de contactos con instituciones, expertos y representantes ciudadanos para desarrollar conjuntamente el nuevo «Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático».

Los objetivos son: la protección y prevención ante los efectos en la salud de la contaminación y aumento de la resiliencia y la calidad ambiental de la ciudad; así como el respeto de los límites máximos permitidos por la legislación europea y española.

Para cumplirlos, los ejes de acción sobre los que se va a tratar estos meses son varios programas de: movilidad sostenible, regeneración y naturalización urbana e información y sensibilización ciudadana.

Con estas medidas esperan reducir las principales fuentes de emisión de contaminantes atmosféricos y mejorar así la calidad del aire y reducir el impacto medioambiental.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios