Día sin Coches Tráfico denso y más atascos en el «Día sin Coches» de Madrid

Las carreteras han sufrido más retenciones que de costumbre en la celebración de la jornada contra la contaminación de los vehículos.

Atasco en el paseo de la Castellana, esta mañana
Atasco en el paseo de la Castellana, esta mañana - @_patadecabra_
S. L. Madrid - Actualizado: Guardado en:

Las carreteras madrileñas han amanecido con tráfico más denso que de costumbre, y se está manteniendo durante la mañana. Algo que pasaría por alto si no se celebrara hoy el Día sin Coches; una jornada en la que, si bien nunca se ha llegado a reducir hasta cero el número de vehículos en la ciudad, debería disminuir considerablemente.

Sin embargo, cientos de personas han quedado retenidas en atascos y sufrido retrasos en sus recorridos. Dos accidentes ocurridos entre las 8.15 y las 8.30 horas, uno en la salida por la autovía de Burgos (A-1) y otro en la salida por la avenida de América, han provocado los principales atascos.

El Centro de Gestión de la Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha informado de que «la variación de los kilómetros de retenciones en hora punta de hoy ha sido un 59% más que un día tipo a las 10.00 horas y un 89% más a las 11.00 horas».

Un portavoz del Centro de Pantallas del Ayuntamiento de Madrid ha explicado a Efe que, principalmente, ha sido estas incidencias las que han llevado a colapsar el tráfico en algunas calles de la capital y retrasar hasta casi las 11.00 horas el final de la hora punta matinal.

El primer accidente ha ocurrido sobre las 8.15 horas en la autovía de Burgos (A-1), a la altura de la salida al barrio de Sanchinarro, en la vía de servicio, lo que ha afectado a la circulación en el Nudo de Manoteras y, en consecuencia, en la M-30. Un cuarto de hora después se registraba otra incidencia en la salida de la ciudad por la autovía de Barcelona (A-2), a la altura del kilómetro 5, colapsando la zona de la avenida de América y aledaños.

Numerosos conductores han utilizado las redes sociales para mostrar su desesperación por tardar «45 minutos para un trayecto de 5» o tildar de «broma» que en Madrid se celebre el Día Sin Coches «con el mayor atasco que se recuerda en meses».

Mientras, una treintena de activistas de Greenpeace han pintado decenas imágenes en el suelo de la céntrica calle Bravo Murillo de Madrid para reclamar «menos coches y menos contaminación» en los núcleos urbanos. Los activistas han pintando los siete carriles (dos para aparcamiento y otros cinco de circulación) del tramo entre la calle Feijóo y la glorieta de Quevedo para representar los usos que deberían tener grandes calles como ésta, donde las personas y el transporte público tuvieran prioridad frente al coche particular. Treinta activistas han pintado 2.000 metros cuadrados de calle con el objetivo de «soñar una ciudad de movilidad sostenible».

Al amanecer, los carriles de la travesía madrileña han aparecido simulando la manera en que debería reordenarse su utilización para que la ciudad fuera más sostenible y respetuosa con el clima: dos carriles para peatones, otros dos para ciclistas, otros dos para autobuses, y uno para automóviles y motocicletas, que en un futuro no muy lejano deberían ser de motor eléctrico. También portaban una pancarta con el mensaje «menos coches, menos contaminación».

La portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha asegurado que desde el Consistorio se hará lo posible para reducir los atascos en la capital en colaboración con el resto de las administraciones, pero ha recordado que los embotellamientos «no son una novedad».

Caos también en Barcelona y Zaragoza

En Barcelona, el Día sin Coches también ha arrancado, como era previsible, con problemas de circulación. Al tráfico habitual de una mañana en día laborable se le han sumado los cortes en decenas de calles de la ciudad, que aunque sólo presentan pequeños tramos con veto al vehículo privado han obligado a los conductores a dar más vueltas de lo previsto.

El Ayuntamiento ha hecho este mediodía una buena valoración de la jornada. Según fuentes municipales, durante la mañana el uso del vehículo se ha reducido un 4,3% respecto a otro día laborable, lo que supone una reducción de 90.000 coches. Por el contrario, los trayectos en Metro han crecido un 5% y los viajes en Ferrocarriles, un 4,9%. «Reducir la contaminación es una cuestion de salud pública. Agradecemos a los ciudadanos la participación en el Día sin Coches», ha asegurado la concejal de Movilidad, Mercedes Vidal.

A primera hora, las afectaciones más importantes se han registrado en los accesos a la ciudad. En el centro de la ciudad, el corte de Via Laietana, que ha perdido el tráfico ascendente y uno de los carriles de bajada ha sido el más destacado de los más de 50 que se prevén para el día de hoy. Los conductores que se han encontrado con el corte han sufrido colas para poder salir del embotellamiento del centro de la ciudad, rodeada de callejuelas peatonales. La imagen dejaba una sorprendente Via Laietana casi vacía y, por el contrario, decenas de coches aglutinados en sus alrededores buscando salida. Eso sí, el carril que se ha conservado para el tráfico no ha dejado de ver pasar a vehículos sin pausa.

También en la zona del Hospital Clínic se han registrado más retenciones de las habituales por el corte en un tramo de la calle Mallorca, igual que ha sucedido en la calle Sardenya.

La supresión del tráfico rodado en Via Laietana, la más importante que afronta Barcelona durante la jornada de hoy, permanecerá hasta las 21 horas y se prevé que por la tarde, con la hora punta, vuelva a empeorar la circulación. A pesar de los avisos informativos del Ayuntamiento de que se producirían estos cortes, señalizados desde hace dos o tres días con carteles en la calle, a muchos les ha pillado por sorpresa la situación del tráfico.

En Zaragoza, las patrullas de la Policía Local prohibían a primera hora el paso a todo vehículo particular que se disponía a atravesar el Paseo de Pamplona en ese tramo. Durante todo el día, únicamente pueden circular por él los autobuses. El corte ha cogido de sorpresa a muchos conductores, que se han visto forzados a buscar rutas alternativas, a menudo con largos rodeos de kilómetros. Algo, además, que resulta complicado para quienes no están suficientemente familiarizados con el callejero de Zaragoza y para quienes llegan de fuera de Zaragoza, ya que esta es una de las arterias principales por las que se accede al centro de la capital aragonesa desde autovías como la que conecta con Madrid.

Metro y autobuses gratis en Valencia

La ciudad de Valencia se ha tenidos que acostumbrar a los días sin coches desde que Joan Ribó, un ferviente defensor del uso de la bicicleta, tomó la vara de mando. De hecho, todos los últimos domingos de mes la zona centro y el entorno de la Plaza del Ayuntamiento sufren restricciones de tráfico.

A primera hora de la mañana se han generado atascos de tráfico en las zonas más comerciales de la ciudad, próximas a las que hoy no pueden circular los vehículos particulares. Sin embargo, el Centro de Gestión del Tráfico del Ayuntamiento de Valencia ha registrado una intensidad de tráfico entre un 1% y un 2% inferiores a las de ayer en las principales vías de acceso.

Con todo, tanto los autobuses de la Empresa Municipal de Transporte como el Metro de Valencia ofrecen a lo largo del día pasajes gratuitos, lo que ha contribuido a aumentar la cifra de personas que han optado por el transporte público.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios