Madrid

El presidente del Getafe denuncia a Sara Hernández por prevaricación

Ángel Torres reclama al Ayuntamiento 21 millones por un convenio de la época de Pedro Castro

La alcaldesa, junto al presidente del «Geta»
La alcaldesa, junto al presidente del «Geta» - ABC

La guerra desatada entre el Getafe Club de Fútbol y el Ayuntamiento de la localidad suma y sigue. Ahora, el presidente del «Geta», Ángel Torres, ha denunciado por prevaricación a la alcaldesa socialista y secretaria general del PSOE-M, Sara Hernández, al primer teniente de alcalde y responsable de la Policía Local, Herminio Vico, y al concejal de Deportes, Javier Santos, aseguran fuentes consultadas por ABC.

Uno de los motivos es la supuesta deuda que, según el responsable de los azulones, tiene contraída el Gobierno local con el club, que asciende a 6 millones de euros. Así lo reconoció una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid del pasado mes de diciembre, que condenó al Consistorio a pagar los 6 millones, que Torres eleva a 21 por los intereses de demora devengados.

El origen del conflicto que ha llevado a ambas partes a los tribunales en varias ocasiones se remonta al año 2010, en la época en la que gobernaba la localidad Pedro Castro (PSOE) y la número dos del ayuntamiento era precisamente Hernández, la actual alcaldesa. Entonces, el club de fútbol y el Ayuntamiento firmaron un convenio por el cual este subvencionaba al equipo local con una partida de 3,5 millones al año, al tiempo que le cedía el uso del estadio Coliseum Alfonso Pérez y la Ciudad Deportiva. Además, el Gobierno local asumía los gastos y el mantenimiento de las instalaciones municipales.

Todo esa situación cambió cuando cogió el bastón de mando Juan Soler (PP), en 2011. Primero intentaron reducir la subvención y después suprimieron esa partida. Fue entonces cuando los responsables del Getafe empezaron las batallas legales contra el Consistorio, litigios que siempre acababa ganando el Ayuntamiento. Hasta finales de 2015, cuando el club cambió de abogados y la Justicia le dio la razón al fallar que le debían 6 millones. Sin embargo, el Consistorio sostiene que el convenio no está en vigor y no debe 6 ni 21 millones. El club, por contra, mantiene que el acuerdo sigue vigente y que la rescisión es unilateral. Todo ello ha desembocado en una lucha por el uso y el coste del mantenimiento de las instalaciones, tanto del estadio como de la Ciudad Deportiva.

La pugna se encona

El equipo de fútbol considera que siguen siendo de uso exclusivo suyo y que no tienen por qué cederlas a asociaciones o equipos locales, tal y como establecía el acuerdo. Los responsables del gobierno local opinan de forma opuesta y, además, le están remitiendo todas las facturas relacionadas con los gastos derivados de los suministros de las propiedades, dado que da por resuelto el convenio entre ambas partes a principios de año. Así lo dijo recientemente la alcaldesa.

Todo esa pugna, cada vez más enconada, ha llevado a la Policía Local a «ocupar»parte del aparcamiento gestionado por el estadio, una zona pequeña, y a poner multas. Ángel Torres se negó ayer a manifestarse al respecto a este diario, mientras que en desde el Consistorio aseguraron que no tenían constancia de la querella.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios