Madrid

«Expertos» programadores de 15 años

El Instituto Federico García Lorca, en Las Rozas, es pionero en la nueva asignatura de Robótica y Programación, que este curso se imparte en toda la ESO

Grupo de alumnas del IES Federico García Lorca, de Las Rozas, en clase de Programación
Grupo de alumnas del IES Federico García Lorca, de Las Rozas, en clase de Programación - ISABEL PERMUY

Seis chavales de 13 años trastean sobre un ordenador. A primera vista, lo que hacen es ininteligible; pero ellos mismos lo explican con un desparpajo asombroso. «Estamos diseñando la programación para regular el tráfico en un punto especialmente caótico de una ciudad de la India; pretendemos que una barrera baje y haga pararse a los coches para que los peatones crucen. Pero cuando baje la barrera, el semáforo debe pasar a rojo, y hay que avisar a los conductores con un parpadeo para que sepan que se va a bajar».

Todo eso son capaces de hacerlo con un kit donado por la empresa española de informática BQ, un ordenador y la supervisión de su profesora, Maricruz, en el Instituto de Enseñanza Secundaria Federico García Lorca, de Las Rozas. Todo un pionero en la puesta en marcha de la nueva asignatura de Programación y Robótica, que ahora ya es obligatoria en todos los centros de la región.

La materia se comenzó a impartir el pasado curso en 1º y 3º de la ESO. Su misión básica es, como explica la docente que la imparte en el Federico García Lorca, «alfabetizar en programación», algo que lleva camino de convertirse en algo tan necesario como saber leer y escribir.

Las ventajas son innegables: cuando lleguen a la universidad, estos alumnos tendrán ya una cierta destreza en el manejo del lenguaje de la programación, la robótica y la impresión en 3D. Y para adquirirlos, «se necesitan matemáticas, pero también aplican trigonometría, e incluso biología». Esto último, por el encargo especial que les ha hecho el director del Instituto Federico García Lorca, José Bañol, de diseñar una doble cadena de ADN en 3D.

La Comunidad de Madrid, que preside Cristina Cifuentes, extiende, desde este curso, la asignatura de Programación, Tecnología y Robótica a toda la enseñanza secundaria: más de 200.000 alumnos la recibirán en los centros públicos, concertados y privados de la región. Hasta 2018, invertirá 16 millones de euros en dotar a los centros de los medios necesarios.

Premio en Robocampeones

En el caso del Federico García Lorca, cuentan además con la ayuda de la empresa BQ, que les ha donado otra de estas impresoras, además de 15 kits de programación, con los que realizan las prácticas. Los chavales están muy motivados: «Hay que ir señalando en el ordenador cada paso que quieres dar, sin saltarte ni uno; luego, verificar que no hay ningún error de compilación, y por último, cargar y encender la placa». Toda una carrera de obstáculos que les obliga a volver sobre sus pasos para corregir errores y perserverar hasta que consiguen que todo funcione. Y esto, con 13 años.

Los frutos de esta iniciativa ya empiezan a recogerse en este instituto de Las Rozas, uno de los pioneros en la nueva asignatura. De hecho, los más mayores ya lograron el año pasado el primer premio en el concurso de impresión en 3D de Robocampeones, un prestigioso concurso a nivel estatal.

Mario, Andrés y Alberto son tres alumnos que ganaron en la última edición el primer premio de Robocampeones con su globo terráqueo 3D

Mario Melero, Andrés Gordillo y Alberto Muñoz son los tres alumnos del Federico García Lorca que se hicieron con el galardón, diseñando e imprimiendo en 3D un globo terráqueo al que hay que ir colocando diversos monumentos representativos -la Torre Eiffel, las pirámides...-, también diseñadas por ellos a través del ordenador. Hubo otros concursantes del instituto con proyectos «muy buenos, aunque no tan vistosos», explica Maricruz. Como Jorge, apenas un adolescente pero capaz de diseñar un software que permite apagar y encender las diferentes luces de la maqueta de una vivienda desde el móvil.

Para aprovechar la buena acogida entre los alumnos de todo lo relacionado con las nuevas tecnologías, en el centro han puesto en marcha también el Club de Robótica, una «extraescolar» muy especial. A los mayores se les ofrece una asignatura del itinerario artístico, Volumen, a la que se le añade un perfil tecnológico: la programación en 3D. Los chavales resuelven todo tipo de cálculos para poder dibujar en el ordenador un dado, un tetraedro o cualquier otra figura, que poder luego materializar gracias a la impresora 3D.

Videojuegos o páginas web

En Europa, sólo se cursa esta asignatura en Reino Unido, Letonia y ahora Madrid. Entre las habilidades que se adquieren, están las de aprenden a crear aplicaciones para dispositivos móviles, videojuegos, diseño de páginas web o la construcción de un robot.

Para poder implantarla adecuadamente, la consejería de Educación que dirige Rafael van Grieken, ha instalado en los 300 institutos públicos que imparten la nueva materia 330 impresoras 3D -cuyo coste por unidad es de aproximadamente 1.350 euros-, 1.500 ordenadores portátiles y táctiles, y un centenar de carros para su transporte y cargo. La inversión necesaria ha sido de 1,8 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios