La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en un momento del desayuno informativo - MAYA BALANYÀ / Vídeo: EP

Cifuentes propone un pacto regional para la regeneración democrática y la transparencia

La presidenta regional ha eludido su responsabilidad en el envío de las actas del Canal a la comisión de investigación sobre la corrupción en la Asamblea: «Fue un error administrativo, no político»

MADRDActualizado:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha detallado esta mañana que propondrá un pacto regional para la regeneración democrática y contra la corrupción a todos los grupos políticos con representación en la Asamblea. El objetivo, ha explicado, es «acabar con la doble moral y los diferentes criterios éticos que se aplican a unos mismos hechos», en alusión a la supuesta persecución contra el PP y la laxitud para condenar otros casos. El anuncio se produce en mitad de la polémica por las actas del Canal de Isabel II, relacionadas con el caso Lezo, que el Gobierno regional no envió a la comisión sobre la corrupción, pese a tener el permiso del juez desde el pasado mes de agosto. El PSOE y Podemos han pedido que comparezca en el Pleno.

Cifuentes, que ha comparecido en un desayuno informativo organizado por Europa Press, ha avanzado que este pacto por la Regeneración Democrática y la Transparencia será aplicable a cargos institucionales y orgánicos de todos los partidos políticos y, si sale adelante, glosará los principios de conducta y las causas de incompatibilidad. «Queremos articular una propuesta definitiva con todas las fuerzas políticas y vinculante para todas ellas, que sea fruto del consenso», ha dicho.

Este pacto, según la presidenta regional, podría servir como ejemplo para la política a escala nacional y se apoyará en varios ejes. Por un lado, los dos proyectos de ley de Regeneración Democrática aprobados por el Ejecutivo regional, paralizados desde hace dos años, y, por otro, elaborar un código ético para todos los partidos. «Las funciones principales serían regular aspectos como las causas de renuncia voluntaria o la obligación de presentar las declaraciones de adhesión a las normas establecidas», ha detallado.

Cifuentes ha puesto como ejemplo de esa «doble moral» las imputaciones de Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer en el Ayuntamiento de la capital por el caso del Open de tenis y de los cuatro ediles de Podemos en Alcalá de Henares por adjudicar, presuntamente, subvenciones a aociaciones afines. «Nadie pide su dimisión», ha reiterado la presidenta regional.

Actas del Canal

Respecto a la polémica sobre las actas que no se facilitaron a la comisión de investigación, Cristina Cifuentes ha repetido la explicación dada este fin de semana por su «número dos», Ángel Garrido, y ha eludido cualquier responsabilidad por su parte: «Me enteré el viernes y fue un error administrativo, no político». Como ha informado ABC, el responsable de no notificar el permiso del juzgado para entregar la documentación ha sido cesado.

Aunque el pasado 18 de agosto se recibe una providencia del Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid que autorizaba la entrega de esa documentación a los grupos, nunca se facilitó. La justificación del Gobierno es que se hizo llegar a la Subdirección General de Régimen Jurídico y Desarrollo Normativo y no a la viceconsejera de Presidencia, que es quien formuló la instancia al magistrado. El permiso, aseguran, se «traspapeló».

Sobre la comisión de investigación sobre la corrupción, la también presidenta del PP de Madrid ha asegurado que su partido no volverá a esta, tras abandonarla la semana pasada. «Se ha hecho un uso partidista de las instituciones para atacar al PP, solo busca llegar a las elecciones hablando de corrupción», ha justificado Cifuentes.

Críticas de la oposición

Los diferentes grupos de la oposición en la Asamblea han cargado en bloque contra las explicaciones del Gobierno regional sobre el caso de las actas, que han tildado de «insuficientes y poco verosímiles». Así lo ha señalado el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, que ha pedido la comparecencia de Cifuentes. «Nos parece poco verosímil e insuficiente, y por eso, pedimos que comparezca ante el Pleno, para que tengamos una buena información», ha declarado.

Ignacio Aguado, de Ciudadanos, ha recriminado al Gobierno el tiempo perdido con esta demora en la entrega de la documentación y ha insistido en que los expedientes facilitados este lunes «no son suficientes». «La realidad es que nos ha hecho perder cinco meses de trabajo a la comisión de investigación cuando tenía la autorización del juez en el cajón guardada. Es lo que veníamos diciendo, que no había ninguna explicación más allá de intentar obstruir el trabajo parlamentario de la Asamblea», ha dicho Aguado.

Podemos, por su parte, también ha pedido la comparecencia de Cifuentes en el Pleno de la Asamblea y ha criticado su propuesta de elaborar un pacto para la regeneración democrática. «Es otra cortina de humo para esconder lo que no puede regenerar, que es su propio partido», ha aseverado la diputada Mónica García.