Madrid

Carmena pagará casi 5 millones de euros a sus tertulianos en 8 años

Celia Mayer, concejal de Cultura, intentó desmentir ayer una información de este diario alegando que la partida «costes de producción» no se refiere a esto, aunque la memoria económica del proyecto da la razón a ABC

Carmena y Mayer, en una imagen de archivo
Carmena y Mayer, en una imagen de archivo - EFE

Ayer Celia Mayer tuvo examen. Se enfrentó, a menos de una semana para que la radio municipal comience a emitir, al escrutinio del proyecto por parte de la oposición. Y no le salió muy bien. De hecho se llevó dos suspensos a casa: el del PP y el de Ciudadanos y, como mucho, un aprobado raspado, el del PSOE, después de dejar muchas dudas alrededor de Emisora Escuela M21, que comenzará su andadura, aunque en fase de pruebas, el próximo lunes, día 26 de septiembre.

Pero por si el examen con la oposición no fuera suficientemente importante, a Mayer también le sobró tiempo para intentar desmentir la información publicada ayer por ABC, en la que se expuso que la radio destinará más de 600.000 euros al año a pagar a sus tertulianos. «Es un concepto de gastos de producción cultural, no son los salarios de tertulianos, no tiene nada que ver», remarcó Mayer. Pues bien, la memoria económica que ella misma construyó dice todo lo contrario. Exactamente, así se justifican los 4.795.228 euros que pretende gastar, hasta 2023 bajo el concepto «gastos de producción»: «Incluyen la estimación de costes necesarios para cubrir la contratación de colaboradores en programas de la parrilla de programación, como contertulios, especialistas, etc... en función de las necesidades previamente definidas para cada programa». Esa es toda la explicación que hay.

De hecho, Mayer dijo ante los medios que ese dinero sólo iba a ir dirigido, en parte, a los tertulianos, aunque no precisó la cantidad exacta. Pero fue un poco más allá y añadió que, esos más de 600.000 euros anuales se iban a aprovechar para realizar coberturas especiales: «En estos gastos se puede incluir que por ejemplo que nos vayamos a la Feria del Libro y montemos un stand de la radio para retransmitirlo», aclaró la concejal.

Sin embargo, esos gastos, según recoge la memoria económica en la partida «Otros (imprevistos)», incluye «dietas o gastos extraordinarios asociados a coberturas especiales, alquileres de espacios o de infraestructuras para la grabación o emisión de programación fuera de los estudios de la emisora, música de librería, autorizaciones de derechos de autor no contempladas o previstas en la partida SGAE, AIE AGEDI, mantenimiento de marcas y nombres de dominio, campañas de marketing y fidelización de seguidores de la emisora...».

El texto de la memoria económica no deja lugar a dudas y, al final, parece ser que el suspenso que se llevó Mayer es totalmente merecido: no se llevó estudiada la lección al examen.

Miedo a las contrataciones

«Se lo pone usted muy fácil a PP y Ciudadanos», lamentó la portavoz de Cultura de los socialistas, Mar Espinar, y es que Mayer dejó varias lagunas en su comparecencia. De todas ellas, la contratación de siete personas para el proyecto es la que más suspicacias levantó entre la oposición, que tiene sospechas de que los candidatos sean elegidos por proceso dactilar y, además, que se aproveche el carácter temporal de sus contratos para que estos trabajadores pasen a formar parte de la plantilla del Ayuntamiento «por la puerta de atrás».

«No tengo la menor duda de que lo que se va a buscar es, encadenando contratos temporales, hacerles fijos, que es un fraude», vaticinó ayer la líder del PP en el Consistorio, Esperanza Aguirre, muy crítica con la situación. «Al Ayuntamiento y al resto de instituciones públicas sólo se puede entrar por mérito y capacidad», repitió, para sugerir a la corporación municipal que, «si quiere contratar eventuales con cargo al grupo de Ahora Madrid, que lo haga, pero que no lo revista de contratación imparcial». En la misma línea se posicionó Ciudadanos, cuya portavoz de Cultura, Sofía Miranda, reiteró que estas contrataciones pueden terminar convirtiéndose en un «coladero». Isabel Rosell, su homóloga en el PP, acusó a Mayer de saltarse los requisitos de contratación «a la torera» al no haberlos publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) ni en el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid (BOAM). «Hemos recibido muchísimos currículums» se defendió Mayer, sin concretar el número de aspirantes. A la concejal también le pareció normal contratar de forma temporal a mandos de la radio municipal: «No tiene nada especial», dijo, aunque a Hacienda, en cambio, le parezca una incoherencia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios