Madrid

Carmena gastará 634.000 euros al año en pagar a tertulianos para su radio

Rita Maestre decidirá cuál será el contenido de los espacios de la parrilla dedicados a ofrecer a la ciudadanía informaciones de servicio público

El estudio de la nueva radio municipal en la sede del Ayuntamiento en Cibeles
El estudio de la nueva radio municipal en la sede del Ayuntamiento en Cibeles - MAYA BALANYA

Entre el taxi, los honorarios y el refresco de cortesía, llevar a un colaborador a la radio un día cualquiera no es nada barato. Y eso que, al no ser la tele, no hay que usar maquillaje y los cachés suelen ser más asequibles. Aún así, repetir la operación varias veces a la semana sigue subiendo los costes y si ya, en lugar de un contertulio, tienes varios y pretendes que te acompañen a lo largo de una temporada radiofónica, la cuenta se dispara. Si no, que se lo pregunten a Carmena, cuya radio municipal tiene previsto gastarse en tertulianos 634.335 euros al año.

Así está especificado en la memoria económica del proyecto de la Emisora Escuela M21, el plan con el que desde Cibeles pretenden resucitar la idea de Gallardón de formar profesionales desde una radio de titularidad pública. La cantidad responde a la partida «Costes de producción», que incluye una estimación de gasto para cubrir la contratación de los colaboradores, especialistas y contertulios que precisen los programas de la parrilla. Paradójicamente, la partida destinada a pagar al personal de la radio sólo ascendería hasta los 116.426 euros en el primer año, seis veces menos.

El estudio de la radio
El estudio de la radio- MAYA BALANYA

«Creo que gastar más de 600.000 euros anuales en contertulios en una radio pagada con dinero público es un poco exagerado y más cuando su finalidad es la promoción cultural de la ciudad» critica Sofía Miranda, concejal de Ciudadanos en el Consistorio de la capital donde, al parecer, tampoco ha habido demasiado consenso ni transparencia al elaborar el proyecto radiofónico. Así lo denuncia la edil, que confirma que los grupos de la oposición no han participado y tampoco han podido opinar. Quizá sea fruto de esto que la parte de la parrilla que se dedicará a ofrecer, desde el 88.6 del dial de la FM, la información de servicio público a los madrileños dependerá de una persona. Según estipula el convenio, del titular del Área de Gobierno de Portavoz, Coordinación de la Junta de Gobierno y Relaciones con el Pleno. Resumido en dos palabras, Rita Maestre. «Es un medio por y para ellos», lamenta Miranda. En el convenio, como subrayan desde Ciudadanos, «poco o nada» se deduce de la parrilla y su composición, un aspecto que dejaría la puerta abierta a la existencia de programas con contenido político que dependerían, en última instancia, de los designios de Maestre.

Fraude de ley

Según explican desde el grupo municipal que lidera Begoña Villacís, el equipo de Gobierno también podría estar incurriendo en un fraude de ley —o así lo estima Hacienda en un informe en poder de los naranjas— al ofrecer siete puestos de trabajo de carácter temporal, según detalla la memoria económica del proyecto, aunque en el convenio de la radio se estipule que nace con vocación permanente. «El informe ve anómalo que se contrate a personal eventual cuando la radio va a ser permanente», confirma Miranda.

Sólo dedicará, por el contrario 116.426 euros para pagar al personal

Y por si esto fuera poco, parece ser que, antes de lanzarse a contratar personal externo, desde Ahora Madrid no han mirado hacia el equipo de funcionarios municipales para ver si alguien cumplía con los requerimientos para realizar de forma competente alguna de las funciones que se precisan, una maniobra que, además, abarataría el coste del proyecto.

Publicidad

Otro aspecto que también deben esclarecer en el seno de Emisora Escuela M21 es la partida presupuestaria que se va a destinar a fines publicitarios, principalmente porque la corporación municipal no ha aclarado si la publicidad buscará dar a conocer la radio entre la población o si también habrá cabida para espacios comerciales convencionales. En este segundo caso, desde el Consistorio tendrían que aclarar por qué destinan dinero público a hacer competencia desleal a otros medios privados, ya que el nuevo medio competiría con los demás, ya asentados, por los mismos anunciantes.

El estudio de la radio municipal en su emplazamiento de Cibeles
El estudio de la radio municipal en su emplazamiento de Cibeles- MAYA BALANYA

Pero, más allá de los aspectos legales, si finalmente resulta que se persigue publicidad con los mismos fines que lo hacen en el resto de emisoras del dial, la situación resultaría contradictoria en el apartado ético, ya que una entidad que nace con el espíritu de ser una escuela de radio se habría convertido en una emisora al uso, pero pagada con dinero de todos los contribuyentes.

Auditoría

Más claro está, de hecho viene redactado de forma cristalina en el convenio, quién se encargará de hacer la auditoría de la radio. Es decir, quién decidirá si su actividad está cumpliendo con los objetivos planteados o si, por el contrario, es una herramienta publicitaria. En este sentido, el texto establece la creación de una Comisión de Seguimiento que estará compuesta por tres miembros (uno de por cada uno de los firmantes del convenio): un representante de Madrid Destino, otro de la Agencia para el Empleo de Madrid y un tercero del área gobernada por Maestre, la de Portavoz, Coordinación de la Junta de Gobierno y Relaciones con el Pleno. O lo que es lo mismo, es muy probable que los grupos de la oposición no puedan evaluar si Emisora Escuela M21 está haciendo las cosas de acuerdo con lo estipulado en el convenio. «Lo malévolo de todo esto es que pretenden que la radio sea de consenso», ironiza la concejal de Ciudadanos.

Sin previsión

El problema del que surgen todos los demás, según diagnostica la concejal de Ciudadanos, es fruto de «la mala gestión» que ha llevado a cabo el equipo de Gobierno en este caso, que va a llevar, previsiblemente, a que la radio no eche a andar en la fecha prevista, el 26 de septiembre. Una pena, porque entonces los madrileños tendrán que esperar para disfrutar de las voces de los tertulianos que darán color a la programación de la radio de Carmena.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios