Huelguiast durante una de sus movilizaciones
Huelguiast durante una de sus movilizaciones - EFE

Los sindicatos piden ahora reabrir el diálogo sin condiciones previas

El comité rebaja la confrontación después de querer reunirse en la Xunta sin ser convocados

SantiagoActualizado:

Los sindicatos de Justicia quieren regresar a la mesa negociadora. En un escrito registrado este viernes en la administración, reclaman a la Xunta de Galicia la «inmediata convocatoria» de una reunión que ponga a fin a más de dos meses de parálisis. El paso adoptado por las fuerzas sindicales llega después de que el Gobierno gallego impidiera el pasado viernes su acceso al complejo administrativo de San Caetano, adónde querían acudir para que el Gobierno les explicara por qué cifraban en 300 euros su oferta de subida salarial.

Esta vez, probado el fracaso de la confrontación, el comité no pone condiciones de partida. Únicamente reivindica su «disposición al diálogo» y su legitimidad como órgano de representación de los huelguistas. A su juicio, la manifestación celebrada en Santiago el pasado 7 de abril fue la muestra de que el comité «continúa siendo avalado» por los trabajadores para tomar las riendas de «la negociación en defensa de sus derechos». No obstante, los funcionarios ya reclamaron en una ocasión a los sindicatos que moderaran sus exigencias salariales en aras de una salida negociada al conflicto.

Ese es el objetivo del vicepresidente, AlfonsoRueda. En un acto de partido en Pontevedra, el responsable autonómico de Xustiza aseguró que está haciendo «todo lo posible» para echar el cerrojo a la huelga. Un día antes, expresó su deseo de que «la semana que viene» se retome el «entorno negociador» hecho jirones por las exigencias de los trabajadores. En la última reunión, el Gobierno gallego ofreció a los funcionarios un incremento salarial en el complemento autonómico de 133 euros para los gestores, 108 para los tramitadores y 105 para los cuerpos de auxilio. A dichas cantidades habría que sumar la subida generalizada pactada para la función pública. Los sindicatos, en cambio, demandan 180 euros más al mes con independencia de la categoría profesional.

La politización

Con la actividad judicial lastrada por las protestas, el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, aprovechó ayer para pedir un cambio de sillas en la interlocución de la Xunta. Caballero apunta hacia arriba. Según el vigués, la «incapacidad» de Rueda para desatascar el problema urge la intervención directa de «Alberto Núñez Feijóo. El vicepresidente, sin embargo, respondió al socialista que quizá «le iría mejor si se preocupara de la gente que pide su cese» dentro del partido.