Imagen de Playa América, en el municipio pontevedrés de Nigrán
Imagen de Playa América, en el municipio pontevedrés de Nigrán - ABC
GALICIA

Piden quince años de cárcel para un hombre que mató a su compañero de piso con la plancha

La Fiscalía señala como agravante la incapacidad de defensa de la víctima, que regresaba de una noche de fiesta en la que había consumido una elevada cantidad de alcohol

SantiagoActualizado:

La Fiscalía solicita quince años de cárcel para el ciudadano ucraniano I. V., como autor de la muerte de su compatriota y compañero temporal de piso R. S., fallecido el 12 de junio de 2016 como consecuencia de las severas lesiones que le causó el acusado al golpearle de modo contundente con la plancha de la ropa. El juicio, que se desarrollará mediante un tribunal del jurado, se celebra este lunes en la Audiencia Provincial de Pontevedra.

El Ministerio público introduce como agravante el estado de embriguez en el que se encontraba la víctima. Según expone el escrito de acusación, R. S. había regresado a la vivienda que compartían en el municipio pontevedrés de Nigrán a las 12.30 horas de ese día. Regresaba de una cafetería ubicada en Playa América «tras haber ingerido una muy elevada cantidad de alcohol a lo largo de la noche», con un resultado de alcohol etílico en sangre de 3,47 gr/l, «compatible con una intoxicación plena etílica». La Fiscalía entiende así que «el acusado ejecutó su acción aprovechándose de la mermada y limitada capacidad de atención y reacción de la víctima», a la que su estado de intoxicación etílica «le impidió actuar con eficacia para darse cuenta del violento ataque y repelerlo en el transcurso de los golpes sucesivos que sufrió», y ello, apunta, «a pesar de su complexión física».

Según el relato de los hechos recogido en el escrito de acusación, una vez que llegó a la casa que compartían con otros compañeros, R. S. «se sentó en un sofá del salón de la vivienda, estancia en la que habitaba el acusado», quien, por causas que no han quedado acreditadas, y, «con el ánimo de acabar con la vida de R., lo atacó con una plancha de la ropa, dirigiendo su ataque a la cabeza mientras la víctima se intentaba proteger con las manos y los brazos». Las lesiones ocasionadas por el acusado en la zona craneal de su compañero, describe la Fiscalía, «fueron mortales de necesidad, produciéndose la causa de la muerte debido a la compresión producida por la hemorragia organizada sobre la fosa posterior cerebral, fundamentalmente a nivel craneoencefálico, provocando así una disfunción de los centros cerebrales que controlan las funciones biológicas básicas».

Para la acusación, no hay duda de que I. V. «golpeó a su víctima, con ánimo de causar su muerte, y a sabiendas de que tanto por el instrumento utilizado, así como por la zona corporal afectada, la violencia del golpe y su trayectoria, causaría la muerte de R. S.».