INFORME DE COYUNTURA INECA

La venta de casas a extranjeros amortigua la caída de las exportaciones en Alicante

En la provincia se generan más afiliaciones a la Seguridad Social y empleo, pero su economía crece a menos velocidad que el resto de España

Llopis, Palacio y Melgarejo, en la presentación del informe trimestral de coyuntura, este jueves
Llopis, Palacio y Melgarejo, en la presentación del informe trimestral de coyuntura, este jueves - JUAN CARLOS SOLER

Las ventas de viviendas a extranjeros en la provincia de Alicante, donde se siguen cerrando nada menos que una de cada cinco transacciones, está amortiguando la caída de las exportaciones, hasta el punto de que si se contabilizara este flujo de dinero dentro del comercio exterior -tal como han reclamado a las autoridades desde el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (INECA)- el balance sería radicalmente diferente y positivo.

“A pesar de tener la sensación de que vivimos en una provincia que está perdiendo muchos trenes, y no lo digo solo por la situación de ralentización de la recuperación, creo que los datos negativos ni pueden ni deben confundirnos con una situación de crisis como la de 2008”. En estos términos ha resumido el presidente de INECA, Perfecto Palacio, la situación alicantina durante la presentación del Informe de Coyuntura Socioeconómica del tercer trimestre de 2016.

En el lado negativo del balance, el saldo comercial final se ha «hundido», con 21,2 millones de euros en positivo (agosto 2016), una de las cifras más bajas de los últimos cinco años. «Mientras que en España el saldo comercial mejoró unos 5.000 millones de euros hasta agosto, el de Alicante ha sufrido un empeoramiento de casi 200 millones de euros, en concreto 197 millones de euros», precisan.

Pero una de las principales fortalezas, además sostenida desde 2009, está en ese mercado inmobiliario para no residentes, que según el último dato de junio de este año, con 4.762 viviendas vendidas, representa la mejor estadística en dos años y apuntala el liderazgo alicantino en este apartado de la economía. Ha reportado 520 millones de euros en un solo trimestre.

Con cierta relación con ese indicador, el turismo mantiene el tono, tanto en pernoctaciones hoteleras (+5,8%), más aún en el caso de los apartamentos turísticos (+15,5%) y los cámpings (+13,9%), donde la Costa Blanca destaca en el conjunto nacional. Y vuelven a dar la mejor alegría los extranjeros, que contrataron 978.088 camas, un incremento del 4%.

Con 442.897 afiliaciones más a la Seguridad Social (casi un 5% de subida) y la mayor reducción del paro según la Encuesta de Población Activa (EPA) desde 2002, esta buena marcha del empleo no oculta que la economía provincial crece a mucho menor ritmo que el conjunto de España.

Retroceso financiero

La variable saldo bancario -diferencia entre depósitos y créditos- tampoco da pie el optimismo. El coordinador de Análisis de INECA, Francisco Llopis, ha explicado que en el segundo trimestre se ha perdido todo lo avanzado hasta ahora y Alicante ha retrocedido cuatro trimestres. Durante este tiempo no sólo se ha incrementado el saldo negativo de la provincia, sino que el peso de Alicante en el total nacional ha pasado del 12% en el anterior trimestre al 15,4%. Esta mejor posición financiera del conjunto nacional se refleja en que su saldo bancario negativo se ha reducido desde máximos en un 85% (desde -700.000 millones de euros a unos escasos -100.000 millones), mientras que Alicante desde valores máximos sólo ha reducido su saldo en un 38% (desde -25.000 millones a -15.000 millones).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios