Polvareda levantada en una zona de graneles del puerto de Alicante
Polvareda levantada en una zona de graneles del puerto de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Contaminación

Urbanismo paraliza la descarga de graneles al exterior en el puerto de Alicante

El vicealcalde Pavón insiste en que las empresas afectadas soliciten licencia ambiental y puedan reanudar su actividad en naves cerradas

ALICANTEActualizado:

El vicealcalde y concejal de urbanismo y Limpieza de Alicante, Miguel Ángel Pavón, ha firmado seis decretos (dos para cada una de las empresas) para ordenar el cese de la descarga de graneles al aire libre en el puerto de Alicante contra el que llevan luchando algunos residentes próximos a la zona desde hace más de una década. No obstant, una iniciativa tomada en contra del criterio del PSOE, con quien comparte el gobierno de la ciudad.

Desestima así los recursos de reposición que las tres empresas que manipulan este tipo de materiales -Alicante Port SL, Berge Maritima SL y Cesa Alicante SA- presentaron contra las resoluciones del pasado 11 de agosto por las que se les requirió a solicitar licencia ambiental en el plazo de un mes, deja sin efecto las declaraciones responsables presentadas por las empresas en diciembre de 2016 y ordena el cese de la actividad, cuya eventual legalización requeriría la presentación de las correspondientes solicitudes de licencia ambiental.

«Los técnicos municipales consideran que con una simple declaración responsable no puede autorizarse la actividad, que el instrumento de intervención ambiental aplicable es el de licencia ambiental, tal y como también considera la propia Generalitat Valenciana, y que procede ordenar el cese de la actividad por carecer del instrumento de intervención adecuado. Esperamos que en breve las tres empresas soliciten las correspondientes licencias ambientales», ha señalado Pavón.

Como en otras ciudades

El concejal ha asegurado que se ha emplazado en varias ocasiones a las empresas a regularizar la actividad, con la manipulación de graneles con plenas garantías ambientales y sanitarias, siendo en ese sentido la mejor solución tecnológica disponible las naves cerradas en depresión, con las que cuentan otros puertos del Estado», ha concluido.

Puede que sea una de las últimas decisiones de Pavón como vicealcalde, porque el día 15 su formación -Guanyar Alacant (Esquerra Unida y Podemos) ha anunciado que abandonará el equipo de gobierno municipal si el alcalde, Gabriel Echávarri, no dimite por su procesamiento judicial, cosa que no tiene intención de hacer.

La nueva portavoz del equipo de gobierno tras la renuncia a sus competencias del concejal de Compromís Natxo Bellido, la socialista Eva Montesinos, ha calificado como «auténtica irresponsabilidad» la decisión del vicealcalde de paralizar esta actividad. Ha recordado los «esfuerzos para control de la contaminación de los graneles» y «todo el dinero» que se ha invertido a tal efecto, y ha subrayado que el decreto de Pavón se produce «sin tener un informe que dictamine que son contaminantes».

No ha sido el único escollo contra el que el concejal de Guanyar Alacant se ha topado en los últimos años en su posición frente a la descarga de graneles. En septiembre del año pasado, varios trabajadores de las compañías concernidas le empujaron cuando acudía a una reunión de la junta de la Autoridad Portuaria.