Imagen de archivo de dos agentes de la Guardia Civil en Alicante
Imagen de archivo de dos agentes de la Guardia Civil en Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Sucesos

Queda con una joven a través de una «app» de contactos y la droga para abusar de ella sexualmente

La Guardia Civil detiene al agresor, que había quedado a cenar en casa de la víctima

ALICANTEActualizado:

La Guardia Civil ha detenido en Beniaján (Murcia) a un hombre de 34 años acusado de drogar y agredir sexualmente a una mujer en Torrevieja (Alicante) tras acudir a cenar a la casa de la víctima, a la que había conocido a través de una famosa aplicación de contactos.

Al parecer, el arrestado le puso supuestamente metanfetamina, conocida también como "la "droga del amor", en la bebida de la mujer, una ciudadana francesa de 28 años, según un comunicado del instituto armado.

Ambos ya habían quedado en un par de ocasiones antes de que la mujer le invitase a cenar en su casa.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de noviembre y, durante la velada, pese a que todo parecía normal, la joven "empezó a sentirse mareada, aturdida y desorientada", relata la nota de prensa.

En este momento, el hombre se puso en actitud cariñosa para mantener relaciones sexuales con ella, convenciéndola de que el malestar estaba causado por el alcohol.

Además de estar mareada, la víctima "se hallaba en un estado de gran desinhibición", por lo que, según la nota de prensa del instituto armado, las relaciones fueron consentidas.

No obstante, y ante un empeoramiento de su estado, la mujer le pidió que la llevase al médico y, lejos de ayudarla, el hombre aprovechó la ocasión para decirle que se tenía que ir y la dejó sola, por lo que ella llamó al 112 para solicitar auxilio.

Una vez en el hospital, fue sometida a diversos análisis para determinar cuál era el diagnóstico de su estado.

En el análisis de orina toxicológico se detectaron varios positivos en anfetaminas.

La víctima, sorprendida por ese resultado al no ser consumidora de ningún tipo de drogas, regresó a casa con una amiga y, al llegar, se dio cuenta de que el hombre "había fregado los vasos y copas utilizados durante la cena, dejando el resto de platos y cubiertos sin limpiar y en la misma mesa donde habían cenado", según el comunicado.

La joven denunció lo ocurrido "ante la sospecha de que podría haberla drogado" y contó a los agentes que "tan solo había bebido un botellín de cerveza durante la cena y que su invitado insistía en que se lo acabase. A mitad del botellín empezó a encontrase mal".

También presentó el análisis realizado en el centro hospitalario y los agentes identificaron "sin duda" las sustancias detectadas como la llamada popularmente 'droga del amor', un tipo de éxtasis con un potente efecto desinhibidor que facilita el contacto personal y la empatía y causa los efectos típicos de estas drogas como mareos o desorientación.

Tras dos meses de investigación, la Guardia Civil detuvo al sospechoso en Beniaján e intervino en su domicilio varias cajas de medicamentos que estarían relacionados con la presunta agresión, así como gran cantidad de contenido pornográfico en su teléfono móvil que está siendo analizado por los agentes por si se hubiera producido una grabación de los hechos denunciados por la víctima.

Los investigadores no descartan que puedan aparecer más víctimas de este hombre que, tras su arresto, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Torrevieja, que ha decretado su ingreso en prisión como presunto autor de un delito de agresión sexual y otro contra la salud pública.