Entrada de Moros y Cristianos de Alcoy, en imagen de archivo
Entrada de Moros y Cristianos de Alcoy, en imagen de archivo - EFE
Transparencia

El PSOE de Alcoy se «olvida» de la contabilidad festera de 2017 y ya casi arrancan las de 2018

El presupuesto municipal incluye 135.000 euros de subvención al Casal aún sin convenio y con cheque en blanco para recaudar con las sillas el triple de esos fondos

ALICANTEActualizado:

El equipo de gobierno socialista de Alcoy tiene «olvidadas» las cuentas de las fiestas de Moros y Cristianos del pasado ejercicio, en teoría reguladas por un convenio desde hace pocos años y a «toro pasado», es decir, cuando ya ha pasado un año desde que se celebraron los días grandes y se produjo el grueso del gasto. Es más, faltan pocos días ya para que arranquen las celebraciones de este año.

A petición del grupo muncipal de Guanyar Alcoi, el gabinete del PSPV-PSOE liderado por Toni Francés les ha asegurado que la memoria justificativa de 2017 está a falta únicamente de la firma, aunque no ha entregado el documento.

En cambio, el calendario festero sí parece un asunto urgente, porque desde julio del año pasado ya están programadas las fechas de la Trilogía en honor de Sant Jordi no solo para 2018, sino también para 2019 y 2020, aunque cada año se ratificarán con un acuerdo formal.

El Casal organizador de los festejos -que recibe una de las subvenciones municipales más cuantiosas, 135.000 euros ya reservados para esta edición- sigue contando también con una especie de chque en blanco con la venta de sillas para presenciar los desfiles, la principal fuente de ingresos, con más de 300.000 euros previstos, y tampoco hay convenio para definir unos controles tanto de la seguridad en caso de un percance ni para rendir cuentas de la recaudación. La cosa quedó en promesa en 2016, cuando desde la oposición se exigió más transparencia al alcalde, Toni Francés.

Lucro discutible

Esta laxitud y falta de regulación y normativa ha suscitado algunas críticas de la oposición. «A base de presión, hay pequeños avances», opina la concejal Naiara Davó, deGuanyar Alcoi, quien también creen que «hay temas que mejorar en la fiscalización de l'Associació de Sant Jordi, como la fiscalización de las sillas, que no debería producir ningún lucro, ja que el Ayuntamiento cede un espacio público y de eso no se sabe nada».

Asimismo, desde este grupo político añaden que «estaría bien, a efectos de estética, que se justificara concretamente en qué se gasta el montante de la subvención del Ayuntamiento».

Sí ha constatado desde Guanyar Alcoi que, desde el año pasado, juntamente con el convenio, se han introducido cuestiones como los seguros de las sillas y tribunas, el mapa de localizaciones y el plan de emergencias, entre otros avances.

En una línea crítica similar, el concejal de Compromís, Marius Ivorra, ha lamentado este martes que «a pocos días de las fiestas, todavía no está firmado el convenio entre l'Associació de Sant Jordi y el Ayuntamiento para las fiestas de 2018».

Y abunda en que «desde el pasado mes de octubre hemos preguntado en comisiones informativas y en todos los Plenos interesándonos por cómo está la redacción del borrador del convenio, y la respuesta del concejal de Fiestas siempre era 'mañana te lo doy', pero a día de hoy, de manera sorprendente o no tanto, todavía no tenemos ni siquiera el borrador». También ha subrayado que «se trata del principal gasto» de esta concejalía de Fiestas.