Inspección policial en el concesionario de automóviles donde se produjo el crimen
Inspección policial en el concesionario de automóviles donde se produjo el crimen - JUAN CARLOS SOLER
Asesinato

El móvil de la viuda de la CAM tuvo actividad solo automática después de su muerte

Una nueva prueba pericial puede restar relevancia a la aportada por la defensa del yerno de la víctima para exculparle

ALICANTEActualizado:

Una pericial de la acusación particular en el caso del crimen de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM, Vicente Sala, atribuye la actividad registrada en el móvil de la víctima una vez ya había fallecido a un proceso "totalmente automático" y no a "intervención directa de una persona sobre el teléfono".

Así consta en la documentación a la que ha tenido acceso Europa Press de la pericial solicitada por la acusación particular en la causa, que ejerce Vicente Sala hijo. El análisis versa sobre la actividad registrada en el teléfono entre las 18.00 y las 18.55 horas, en concreto en relación con el WhatsApp y la modificación de los contactos a través de los servicios y sobre una posible manipulación de la agenda y llamadas en el móvil.

El informe forma parte del sumario al igual que el aportado por la defensa de Miguel López, yerno de la víctima y único investigado por la muerte a tiros de María del Carmen, ocurrida en la tarde-noche del 9 de diciembre de 2016 en el concesionario de la familia en Alicante. La pericial del letrado de López reflejaba que el móvil de la viuda conectó la aplicación de mensajería de WhatsApp a las 18.55.23 cuando la Policía fija la horas de los disparos a las 18.30.

El de la acusación particular señala que la modificación de los contactos de WhatsApp el 9 de diciembre a las 18.21 horas se produjo "por un proceso automático de la aplicación y no por la interacción de un usuario" y concluye que tampoco identifica ningún evento que indique actividad por parte de Martínez en la aplicación desde las 15.30 horas de esa jornada.

Sobre la posible manipulación de la agenda, el perito concluye que se modifica "continua y automáticamente sin intervención del usuario" y que no hubo llamadas borradas sino que aparecen en el historial del teléfono.

Llamadas post-crimen

La defensa de López, Javier Sánchez-Vera, señala que este hecho "en gran medida" ratifica la pericial de su parte en el sentido de que hubo actividad en el móvil cuando debía estar ya bajo custodia policial. El letrado considera que el hecho de que la pericial de la acusación particular reconozca que sí hubo llamadas "tiene una gravedad importante", pues asegura que son llamadas realizadas desde el teléfono de la víctima al de su hijo y al de la esposa de este entre las 19.20 y las 22.03 horas, cuando la hora de la muerte fue alrededor de las 18.50 horas.

Por su parte, el abogado de la acusación ejercida por Vicente Sala hijo, Francisco Ruiz, ha asegurado que el informe pericial del teléfono de la víctima presentado por su parte "desmonta la coartada falsa que estaba intentando montar el imputado", en referencia a Miguel López.

"Esa transmisión de datos que hay en el whattsapp a las 18.55.23 no es fruto de una interacción humana, y que en el teléfono no había ninguna llamada borrada, y que la policía no manipuló el teléfono, es un informe contundente", ha remarcado el abogado de la acusación particular, quien ha adelantado que continuarán en la "misma línea" de acusación contra Miguel López ya que "con detalles como este todavía se fortalece más la acusación, porque un inocente no necesita construir coartadas", ha puntualizado.