Intersindical Una demanda por «fraude de ley» deja en el aire la reapertura de la televisión valenciana

La Intersindical denuncia que hay sucesión de empresas entre RTVV y la corporación creada por la Generalitat

Imagen de la manifestación celebrada por el comité de empresa de RTVV el pasado miércoles
Imagen de la manifestación celebrada por el comité de empresa de RTVV el pasado miércoles - MIKEL PONCE

La anunciada reapertura de la televisión valenciana puede toparse con un nuevo escollo en los tribunales. Así, el sindicato Intersindical ha presentado una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana por sucesión de empresas contra RTVV, la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) y la Generalitat.

Según ha informado este sindicato en un comunicado, esta demanda se sustenta en la tesis de que las dos empresas de radio y televisión (RTVV y CVMC) son, en realidad, la misma con un cambio de denominación.

En la demanda se considera que se ha producido una sucesión de empresas, lo que supondría un fraude de ley, y en caso de prosperar la demanda los trabajadores de RTVV que se incorporen a la nueva empresa deberán tener la antigüedad, trienios, salarios, categoría, convenio y condiciones laborales que tenían en la antigua empresa.

Esta demanda, según las mismas fuentes, "abre la puerta a cientos de demandas individuales para poder acceder a la nueva corporación".

En paralelo, la Audiencia Nacional ya ha fijado fecha para el juicio sobre la demanda colectiva del sindicato CGT contra el expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción de todos los contratos de la plantilla de la anterior radiotelevisión.

CGT fue el único sindicato que votó en contra del acuerdo alcanzado con la empresa sobre el ERE de extinción de todos los contratos de la plantilla y presentó una demanda colectiva que ahora tiene que resolverse. Si el tribunal lo aceptara y declarara nulos los despidos, supondría readmitir a los 1.600 trabajadores y abonar los salarios de tramitación, con dramáticas consecuencias para el proceso de reapertura y un gran coste para la Generalitat de más de 100 millones de euros, que CGT eleva a entre 150 y 2o0 millones.

Imagen de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra
Imagen de la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra- ROBER SOLSONA

Intersindical considera que la puesta en marcha de la CVMC ha sido una "maniobra fraudulenta" para "camuflar la existencia de una sucesión de empresas con el objetivo de desentenderse de los derechos de los trabajadores".

"La intención del Consell es no cumplir la cláusula sexta del ERE, por la cual se da prioridad a los extrabajadores para poner en marcha la nueva radio y televisión públicas valencianas con la excusa de que la CVMC nada tiene que ver con la antigua RTVV", han agregado las mismas fuentes.

Los responsables de este sindicato creen que, incluso ante una hipotética sentencia de nulidad (del ERE) en la Audiencia Nacional, la "intención del Consell es no reincorporar a los trabajadores a la nueva empresa, alegando que no tiene nada que ver con RTVV".

"Dado que esta última se encuentra en liquidación, los trabajadores podrían no recuperar sus puestos de trabajo y deberían de conformarse con una mejora en la indemnización. Por eso no nos queda otra salida que presentar demanda y que decidan los juzgados si la nueva RTVV es o no es desde cero", han apuntado las mismas fuentes.

Imagen de las instalaciones de la antigua RTVV
Imagen de las instalaciones de la antigua RTVV- MIKEL PONCE

Entre los argumentos que sustentan la demanda se hace referencia a que el Consell "intenta poner en marcha la nueva corporación a partir de las mismas frecuencias, canales, múltiplex, instalaciones, equipos y fondo documental que RTVV SAU, supuestamente en proceso de liquidación".

"Su objetivo no es otro que asumir las cargas laborales, creando la ficción de un cierre que nunca se ha producido, y una falsa liquidación; por eso es evidente que tanto la Generalitat como el consejo liquidador han avanzado trabajos que corresponden a la nueva empresa y han permitido trabajos en sus instalaciones que nada tienen que ver con la liquidación".

Intersindical concluye que "el Gobierno valenciano pretende utilizar todo el patrimonio de RTVV SAU, a excepción de los trabajadores, y esto lo hacen los mismos que hasta hace poco declaraban que el mejor patrimonio de la radio y la televisión eran sus trabajadores".

Esta demanda se presenta "tras fracasar todos los intentos de pactar una salida al conflicto laboral de RTVV", aunque se lamenta que la ausencia de acuerdo no es consecuencia de un fracaso en la negociación, sino que "ésta ni siquiera ha empezado" y que "la Administración ha preferido jugar al fraude en lugar de jugar al consenso".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios