Imagen del traslado del cadáver de la niña - EFE
Valencia

Un hombre degüella a su hija de dos años e intenta suicidarse en Alzira

La Policía ha detenido al presunto asesino, de nacionalidad rumana, después de que este se precipitara de un segundo piso

VALENCIAActualizado:

Una niña de dos años degollada por su padre, que se intentó suicidar después tirándose por la ventana de un segundo piso. No sufrió heridas de gravedad y está detenido. Este es el resumen de un suceso atroz ocurrido a primeras horas de la tarde de este domingo en una vivienda de la localidad valenciana de Alcira.

La madre de la chiquilla, que se encontraba trabajando en ese momento y no estaba en el piso, sufrió una crisis nerviosa al enterarse de lo sucedido. El móvil no ha trascendido de forma oficial, pero todo apunta a que el individuo, de veintiocho años y nacionalidad rumana, actuó con esa brutalidad después de haber mantenido una fuerte discusión con su pareja, de 24 y misma nacionalidad. Los hechos ocurrieron pocos minutos antes de las cinco de la tarde en un piso de la segunda planta del número 12 de la calle Padre Castells.

Imagen de uin agente de la Policía en la vivienda en la que se ha producido el crimen
Imagen de uin agente de la Policía en la vivienda en la que se ha producido el crimen-EFE

A esa hora un transeúnte vio a un individuo herido sobre el capó de un coche, por lo que alertó al 112. Poco después, un coche patrulla de la Policía y una ambulancia llegaban al lugar de los hechos para hacerse cargo de la situación. Los servicios sanitarios atendieron en un primer momento al hombre herido y lo trasladaron al Hospital de La Ribera para curarle las heridas, pero los agentes no advirtieron el suceso hasta que no subieron al domicilio y se encontraron con el cuerpo de la niña. Para entonces, la pequeña ya se encontraba sin vida y emergencias no pudo hacer nada por ella.

El padre, al no presentar heridas de gravedad después de la caída, fue arrestado en el mismo hospital y llevado a la Comisaría de la Policía Nacional, donde seguía detenido al cierre de esta edición.

La Policía investiga las circunstancias de este crimen que, según fuentes vecinales, el mismo autor confesó en el momento en el que intentó quitarse la vida: «¡Llamad a la Policía, he matado a mi hija!», dijo gritando a quienes fueron a socorrerle. Tras el episodio, se dio aviso a la Policía.

Según el alcalde, Diego Gómez, los primeros en entrar en la casa fueron agentes municipales, que tuvieron que abrir la puerta por la fuerza. Gómez explicó que se trataba de una familia joven de inmigrantes, de nacionalidad rumana, acogida en la ciudad, "donde estaban empadronados", y al parecer no había denuncias previas.

El cuerpo de la pequeña yacía en una cama, ya sin vida.Fuentes policiales informaron de que el presunto asesino utilizó un arma blanca para cortar el cuello a la menor y después quiso suicidarse tirándose desde la ventana del segundo piso. Sin embargo, el azar quiso que se descolgara hasta el primero y que desde allí cayera sobre uno de los coches aparcados.

El automóvil amortiguó la caída y evitó que el parricida muriera. Las lesiones no eran importantes.Una discusión con su mujer pudo llevar a este hombre a matar a la hija de ambos, según apuntan fuentes cercanas de la investigación. La madre de la niña se encontraba trabajando fuera de casa en el momento en el que se produjo el asesinato. Tuvo que ser atendida por un ataque de ansiedad en el lugar de los hechos y posteriormente trasladada al hospital. En un principio, la Policía Local de Alcira se hizo cargo de la investigación al ser los primeros en llegar a la zona, si bien posteriormente las diligencias pasaron al Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía.El Ayuntamiento decretará este lunes un día de luto en la población..