Historia de Valencia Hotel Metropol: la lujosa sede de espionaje de la KGB en la Valencia de los años 30

La situación estratégica del edificio favoreció la acogida de la Embajada Soviética en España o el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos de la URSS

Imagen de la fachada del Hotel Metropol, recogida en el libro «Comercios Históricos de Valencia»
Imagen de la fachada del Hotel Metropol, recogida en el libro «Comercios Históricos de Valencia»

Frente a la plaza de toros de Valencia, en la calle Xàtiva, una hilera de edificios acoge numerosas oficinas en el centro de la ciudad. Sin embargo, hace 80 años, allí mismo se alzaba el lujoso Hotel Metropol, prestigioso por su afortunada ubicación junto a la plaza y a la Estación del Norte, una de las arterias principales de la Valencia de la época.

A pesar de que hoy en día no hay rastros de este hotel, en su día fue lugar estratégico de operaciones nacionales e internacionales. En su libro «Comercios Históricos de Valencia», Gumersindo Fernández y Enrique Ibáñez señalan a este edificio como lugar de hospedaje, tras el estallido de la Guerra Civil en 1936, de intelectuales y artistas españoles, cuando fueron evacuados a Valencia por el asedio de Madrid de las tropas franquistas.

Además del bando republicano, se establecieron en el Metropol la sede de la Embajada Soviética en España y la del NKDV (el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos), antecedente de la policía secreta de la URSS, la KGB.

La calle Xàtiva, según los historiadores, ofrecía una vía de escape cómoda «en caso de bombardeo». Allí, los diplomáticos rusos encontraron su comodidad; el Embajador fue Marcel Rosemberg, y el residente de la KGB Alexander Orlov, que escaparía a Estados Unidos en los años cincuenta.

Lev Nikolsky, alias Alexander M. Orlov, fue un agente bielorruso del GRU (Servicio de Inteligencia, Espionaje y Servicios Secretos) que operaba en España bajo las órdenes de Stalin contra los enemigos de la Unión Soviética, según la tesis del historiador Boris Volodarsky.

(En la imagen: descubrimiento de la placa que rotuló la Avenida de la Unión Soviética en Valencia en 1937, acto con el que la ciudad conmemoró el XIX aniversario de la Revolución rusa).

Sede de intelectuales

A partir del 36, también el Gobierno republicano, liderado por Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero, se instaló en las habitaciones del hotel valenciano. Por entonces, la ciudad era capital de España (entre noviembre de 1936 y octubre de 1937), y recibiría a huéspedes como Antonio Machado, que presidió la Casa de la Cultura, tambien acogida por el Metropol.

El hotel fue también sede del II Congreso de Intelectuales Antifascistas y sede del Ministerio de Instrucción Pública. En los años que se mantuvo activo el Metropol, entre 1931 y 1939, el edificio fue emblema de los nuevos movimientos sociales e intelectuales que surgieron en la España de entreguerra.

Rafael Alberti junto a John Dos Pasosy Ernest Hemingway, en el Congreso Antifascista celebrado en el Metropol
Rafael Alberti junto a John Dos Pasosy Ernest Hemingway, en el Congreso Antifascista celebrado en el Metropol- ABC

La fama además le mereció la visita de famosos de la talla del escritor Ernest Hemingway, que sentía pasión por Valencia; por su plaza de toros, las corridas y el mar. En su habitación de este hotel, según los relatos históricos, escribió su novela «Fiesta» y fue expulsado en una ocasión por «disparar con su pistola» en una de sus prácticas habituales de tiro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios