Tribunales

La Fiscalía pide la imputación de un abogado por no asistir a un juicio por homicidio en Alicante

La incomparecencia ha obligado suspender la vista que debía celebrarse este jueves

Imagen de Geonca Florin a su llegada a la Audiencia de Alicante
Imagen de Geonca Florin a su llegada a la Audiencia de Alicante - JUAN CARLOS SOLER

La fiscalía ha solicitado este jueves la imputación por un delito de obstrucción a la Justicia de un abogado por no comparecer en un juicio por homicidio en el que debía ejercer la defensa, según han confirmado fuentes del ministerio público.

Esa incomparecencia ha obligado a la sección segunda de la Audiencia Provincial de Alicante a suspender la vista que debía celebrar esta mañana contra Florin Daniel G., que se enfrenta a una posible condena de quince años de cárcel.

Tras ser llamado por teléfono, el letrado designado por el sospechoso ha manifestado que reside en Canarias y que había comunicado por fax al tribunal con bastante antelación que no podría asistir al juicio, aunque las fuentes consultadas han negado que ese documento haya sido recibido por la sala.

La fiscal del caso ha pedido a los magistrados que deduzcan testimonio de la causa y lo remitan a un juzgado de Instrucción para investigar al abogado por un delito de obstrucción a la Justicia.

Florin Daniel G., de nacionalidad rumana, está acusado de robar y matar, junto a dos compatriotas, a un hombre que les había acogido en su apartamento de Dénia para pasar unas vacaciones en agosto del año 2014.

Por estos hechos ya fue condenado hace unos meses otro de los implicados, Doru Florin R., a doce años y medio de prisión.

La propia sección segunda de la Audiencia de Alicante declaró probado en esa sentencia que los procesados conocieron al fallecido, Ángel N.J., de 58 años, en la estación de autobuses de Méndez Álvaro de Madrid en el verano de 2014 y que uno de ellos, Florin Daniel G., inició una relación sentimental con él.

La víctima invitó a los tres a pasar unas vacaciones en su apartamento de la urbanización Sueños, en Dénia, donde él solía acudir cada verano.

Tras pasar unos días de descanso en este domicilio, conscientes de su "alto nivel adquisitivo" y "cansados de depender económicamente de su anfitrión", según el tribunal, los acusados planearon robarle "la mayor cantidad de dinero" que pudieran antes de regresar a Rumanía.

Así, el 15 de agosto, después de cenar, cuando Ángel N.J. se fue a su dormitorio para descansar, le siguieron, le golpearon y le amenazaron para que revelara dónde escondía el dinero.

El hombre fue atado de pies con un cinturón y unos cables, y los presuntos ladrones le introdujeron un calcetín en la boca que bloqueó su garganta y provocó su muerte por asfixia.

A continuación, revolvieron la casa y se apoderaron de 10.000 euros que el fallecido guardaba en un armario y huyeron del apartamento, donde una sobrina de la víctima descubrió el cadáver cinco días más tarde.

Florin Daniel G. fue extraditado hace unos meses por Rumanía, donde cumplía condena por, entre otros delitos, agredir al acusado ya condenado por el crimen para que no le delatase.

En esa misma situación, preso en su país por agredir a Doru Florin R., entre otras causas, y a la espera de ser extraditado a España, se encuentra todavía el tercer procesado por la muerte de Ángel N.J.

Toda la actualidad en portada

comentarios