La concejal no adscrita Nerea Belmonte muestra su voto en la sesión de elección del nuevo alcalde
La concejal no adscrita Nerea Belmonte muestra su voto en la sesión de elección del nuevo alcalde - JUAN CARLOS SOLER
Política

Anticorrupción investiga si el PSOE intentó comprar el voto de la tránsfuga para la Alcaldía de Alicante

La Fiscalía actúa tras la denuncia de dos vecinos que ya llevaron a los tribunales al exalcalde socialista por despedir a la cuñada del entonces portavoz del PP

ALICANTEActualizado:

La Fiscalía Anticorrupción ha abierto diligencias para investigar la supuesta intención de compra del voto de la concejal no adscrita del Ayuntamiento de Alicante y ex de Guanyar, Nerea Belmonte, para que apoyara a la candidata socialista Eva Montesinos, en un pleno en el que finalmente el PP recuperó la Alcaldía al ser la fuerza más votada en las pasadas elecciones.

La decisión de Fiscalía de abrir diligencias se produce a raíz de una denuncia presentada por dos vecinos el pasado 2 de mayo, según ha podido saber Europa Press.

El acta del Pleno municipal extraordinario del Ayuntamiento de Alicante para la investidura como alcaldesa de Montesinos, recoge, según expone la denuncia, que el voto en blanco de la concejala no adscrita determinó el rechazo a la candidata del PSPV y la designación como nuevo alcalde de Luis Barcala (PP).

Según consta en la denuncia vecinal, Nerea Belmonte confirmó en el pleno ordinario del pasado 26 de abril que "le habían ofrecido un contrato de 3.500 euros al mes e ir en las listas", en una intervención que la que añadió que la oferta no provenía del Partido Popular y sugería al portavoz de Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, que "mirara más cerca de él".

«Hecho delictivo»

En declaraciones a Europa Press, José Luis Valdés, que junto a Francisco Jesús García presentaron la denuncia, ha mostrado su satisfacción "ya que el intento de compra de una edil es un hecho delictivo que hay que investigar y si los grupos municipales no denunciaban, alguien lo tenía que hacer".

Se da la circunstancia de que Valdés y García fueron quienes denunciaron al exalcalde socialista Gabriel Echávarri por el despido de una trabajadora temporal del Ayuntamiento, cuñada del ahora alcalde 'popular'. Su procesamiento por este caso y por el de presuntas irregularidades en la Concejalía de Comercio llevaron a Echávarri a dimitir. Montesinos no pudo en el pleno de investidura alcanzar los apoyos suficientes para que el PSPV siguiera al frente del consistorio.

La afirmación de Nerea Belmonte se produjo en el transcurso del pleno ordinario de abril cuando desveló que, en la negociación con los partidos de izquierda, se le había ofrecido un sueldo de 3.500 euros a cambio de respaldar a la candidata de Eva Montesinos y que "no fue el PP". Asimismo, aseguró que se le ofreció ir en unas listas en las próximas elecciones municipales, aunque sin precisar qué formación de izquierdas fue la que hizo esas ofertas.

Por su parte, desde el PSPV, partido que llevó las negociaciones con Belmonte, aseguró que eran "insinuaciones falsas" y se reiteró que se habló de cuestiones de "carácter político" con Belmonte. Por ello, desmintieron cualquier ofrecimiento. Montesinos, sostuvo que en la negociación "no se ofreció nada más allá que la firma del Reglamento Orgánico del Pleno (ROP), el documento que se firmó y que no aceptó".