Presentación del estudio preeliminar sobre la autopista AP-7 por directivos de INECA
Presentación del estudio preeliminar sobre la autopista AP-7 por directivos de INECA - ABC
Infraestructuras

Los empresarios de INECA pronostican un aumento del tráfico en la A-7 si se reducen tarifas a la mitad

El atractivo de la autopista frente a la N-332 compensaría los ingresos tras el fin de la actual concesión privada de la autopista en 2020

ALICANTEActualizado:

El Instituto de Estudios Económicos de la provincia de Alicante (INECA) ha reclamado este jueves a las administraciones y a la sociedad alicantina que aborde en base a datos "de calidad" e "informes rigurosos" y no por "impulsos", el futuro de la reversión del peaje de la autopista AP-7 entre Sant Joan d'Alacant y Ondara. Una de las tres opciones que sugieren al Ministerio de Fomento sería reducir a la mitad las tarifas, porque los ingresos quedarían compensados con un mayor tráfico de vehículos.

Esta segunda "alternativa" consistiría en bajar precios de peajes entre un 40% y un 60%, a lo que habría que sumar ventajas económicas para los residentes. En esta opción se compatibilizaría con obras complementarias debido a que la reducción de las tarifas sería compensada en buena medida con un aumento de tráfico procedente de la N-332. En este caso, se plantea una gestión de las labores de conservación y explotación de la autopista bien mediante una concesión administrativa, bien mediante gestión pública o directa.

El estudio de INECA será remitido a los agentes implicados para abrir un debate "sentando las bases de futuros estudios más pormenorizados e integrados".

Tres opciones

Para ello, en un estudio preliminar, han establecido tres escenarios posibles a partir de enero de 2020, cuando finaliza la actual adjudicación: La liberalización, el mantenimiento del peaje y la posibilidad de rebajar los peajes en hasta un 60 por ciento y ofrecer ventajas a los vecinos de las localidades afectadas.

En rueda de prensa este jueves, INECA ha sostenido que en este año y medio que resta hasta la finalización de la adjudicación, debe analizarse el impacto de cada posibilidad y optar por la más beneficiosa para la provincia.

Con todo, preguntado al respecto de cuál sería el modelo por el que optaría el instituto, el presidente de INECA, Rafael Ballester, ha considerado que se está en un punto "prematuro" y que antes de tomar decisiones cabe "estimular el debate, reforzar los estudios y generar más información".

El director del estudio, Armando Ortuño, ha planteado que la primera alternativa analizada es una nueva concesión con la tarifa actual a cambio de que la empresa concesionaria provea una serie de compensaciones en obras.

La tercera opción que se plantea desde INECA es la liberalización del peaje. Ortuño ha indicado que en esta alternativa el Estado debería soportar todos los costes de mantenimiento y conservación de la AP-7 ya que los usuarios no abonarían tarifa alguna directa por circular.

"Somos conscientes de que la actual coyuntura presenta otras posibles alternativas. Los factores sociales, económicos y ambientales pueden dibujar nuevos escenarios a los aquí planteados", ha sostenido Rafael Ballester.

Por último, el director de Proyectos de INECA, Joaquín Melgarejo, ha insistido que en el Instituto "queremos aportar al debate, hoy presente en múltiples foros, un primer análisis prospectivo que ayude a visualizar los escenarios que se pueden dar a partir de enero de 2020".