CAMPO

Efecto sorpresa de la sequía: en Elche se han abatido 10.000 conejos

Los animales buscan alimento en las tierras cultivadas y los agricultores pedirán permisos para el «trampeo masivo» o usar hurones contra una «plaga» que amenaza sus árboles

Un conejo corre por un parque público
Un conejo corre por un parque público - PERMUY

La sequía está teniendo un efecto inesperado y un tanto peculiar en algunos campos de cultivo alicantinos, donde según el presidente de la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Elche, Pascual Urbán, en los distintos cotos de caza que existen en la ciudad «en lo que llevamos de año» se han abatido «más de 10.000 conejos».

El problema radica en que la falta de precipitaciones «ha provocado que la sierra, hábitat habitual de los conejos, esté seca y por ello se desplazan a los cultivos para alimentarse», ha apuntado Urbán, quien ha recordado que la propagación de estos animales es «muy importante en número» por cuanto se reproducen hasta dos veces al año. Por ello, si la situación persiste en los próximos meses, es probable que los agricultores decidan solicitar autorización a la Generalitat Valenciana para tomar medidas de control de la plaga».

Inicialmente se piensa en iniciativas como el trampeo masivo, a base de jaulas, para la captura de esos animales o el uso de hurones para, valiéndose de redes, capturar a los conejos, favoreciendo la disminución de su población..

Desde hace algo más de un año, esta proliferación está haciendo "estragos" en plantaciones agrícolas y arbóreas del municipio ilicitano. En declaraciones a Europa Press, Urbán ha subrayado que la plaga es de una magnitud «desconocida» hasta ahora en el municipio y que está teniendo especial incidencia en la zona sur.

Madrigueras en zonas sin cultivar

Los árboles jóvenes y, sobre todo, la siembra, son los más perjudicados, y los conejos encuentran cobijo para su propagación en las parcelas sin cultivo que además, en muchos casos, tienen un mantenimiento deficiente o nulo.

La zona de la Vereda de Sendres, área en la que se encuentra el parque natural de Carrizales y pedanías como Derramador o Jubalcoi, así como el cauce del río Vinalopó en dirección a Dolores, son las partes del término municipal en las que mayor presencia de la plaga de conejos se detecta, según ha afirmado el presidente de la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Elche.

El presidente ha indicado que en la zona norte del término municipal también se sufre la acción de la plaga de conejos, si bien la existencia de cotos privados de caza en esa área facilita la limitación del número de ejemplares de la plaga.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios