Aspecto del Ebro con la crecida de las últimas horas a su paso por Zaragoza
Aspecto del Ebro con la crecida de las últimas horas a su paso por Zaragoza - FABIÁN SIMÓN
Agua

El Ebro anega campos mientras el Júcar y el Segura tienen 871 hectómetros menos que en la última década

Las lluvias en otros territorios llenan los pantanos del resto de España mientras en la Comunidad Valenciana siguen en mínimos históricos

ALICANTEActualizado:

El Ebro vuelve a anegar campos y se teme una crecida abundante esta misma semana, mientras en las cuencas del Júcar y del Segura las reservas hídricas en los embalses se encuentran 871 hectómetros cúbicos de agua por debajo de la media en estas fechas en la última década, según las últimas estadísticas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Las dos realidades contrapuestas quedan patentes de nuevo, con un pronóstico incierto en las riberas del río que atraviesa Zaragoza, con una preemergencia por la fuerte crecida y un nivel de recursos hídricos en los pantanos del 73,53%, con 155 hectómetros cúbicos más que esta misma semana del año en los últimos 10 años, exactamente 5.794 hm3 en total.

En el extremo opuesto, a pesar de las lluvias generalizadas en buena parte de la Península Ibérica, al sur del Ebro las dos cuencas de la Comunidad Valenciana y Murcia no han ganado apenas agua en los últimos siete días (5 hectómetros en el Segura y ninguno en el Júcar), con lo que siguen arrastrando la sequía más larga -cuatro años- de las últimas cuatro décadas. Sus pantanos están al 26,05% y al 31,77%, respectivamente, la peor situación de toda España.

La eterna «solución»

De hecho, las posibilidades de transferencias entre ambas zonas hidrográficas -del Ebro al Júcar y el Segura- no han dejado de estar en el debate en tierras alicantinas. El presidente de Jóvenes Agricultores-ASAJA, Eladio Aniorte, lo recordaba recientemente en un artículo publicado en ABC por el Día Mundial del Agua.

«Con las últimas precipitaciones del invierno, hemos visto como la mayoría de las cuencas se han recuperado y algunas ciudades han estado días en vilo por miedo al desbordamiento de muchos de sus ríos. Los embalses de España han aumentado a una media del 60,2% de su capacidad. La totalidad de la cuenca del Tajo se encuentra al 62%, superando incluso a la del Ebro», señalaba Aniorte, apelando a que el Gobierno central planifique una «redistribución» de los recurso hídricos.

En el ámbito político, el presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, recriminó a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, por su política hídrica cuando era ministra de Medio Ambiente con Rodríguez Zapatero, además de afearle que saque pecho de aquella época ya que, a su juicio, «no puede dar lecciones quien acabó con la solución al déficit hídrico en el Sureste español», en alusión a que «su Gobierno fue el que derogó el trasvase del Ebro por conseguir el apoyo de ERC».