Imagen de archivo de Joan Ribó, en el Ayuntamiento de Valencia
Imagen de archivo de Joan Ribó, en el Ayuntamiento de Valencia - ROBER SOLSONA
Sanidad

Denuncian que el Ayuntamiento de Valencia ofrece podología sin licencia a mayores

El Colegio de Podólogos señala que la asistencia no garantiza las condiciones sanitarias oportunas y podrían convertirse en un foco de infecciones

VALENCIAActualizado:

El Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) ha anunciado hoy que denunciará al Ayuntamiento de Valencia por ofrecer servicios de podología sin licencias sanitarias en los Centros Especializados de Atención a Personas Mayores (CEAMS) y Centros de Día.

El ICOPCV, que ha señalado que la denuncia será tramitada en los próximos días, ha alertado de que la asistencia podológica que se ofrece en estos centros de mayores "no garantiza las condiciones sanitarias oportunas y podrían convertirse en un foco de infecciones, algo potencialmente peligroso en el caso de las personas mayores", según recogen en un comunicado.

"Llevamos muchos meses pidiendo a los responsables del Ayuntamiento de Valencia que los servicios fueran regularizados y, sin embargo, no se ha hecho ningún movimiento e incluso nos hemos sentido engañados. Nos aseguraron que algunos de estos centros constaban en el Registro Sanitario o estaban en trámites de hacerlo y a través de la Conselleria de Sanidad supimos que esto no es cierto", ha apuntado la presidenta del ICOPCV, Maite García.

La presidenta ha considerado asimismo que el Colegio ha decidido actuar "para poder defender adecuadamente los derechos de los pacientes", ya que "no se realizan los cambios pertinentes simplemente por un tema presupuestario" y, ha resaltado, "eso es muy grave".

Según el ICOPCV, el objetivo principal de la denuncia es garantizar que los usuarios de los centros de mayores reciban una asistencia podológica que cumpla los criterios de calidad establecidos, entre los que se incluyen "aspectos tan básicos como disponer de aparatología para esterilizar y los medios necesarios, no sólo para cortar uñas o eliminar durezas, sino ofrecer un diagnóstico y un tratamiento adecuado a cada paciente".

Desde el Colegio de Podólogos han asegurado que la carencia de unas mínimas condiciones de esterilización del material y de las condiciones higiénicas "puede llevar al desarrollo de focos de infección y la posible transmisión de enfermedades como hepatitis, SIDA u otras enfermedades infecciosas".