Política

«Correllengua»: apología de los «países catalanes» con fondos públicos

Administraciones de Cataluña y la Comunidad Valenciana respaldan un movimiento a caballo entre la lengua y la política

Imagen de los carteles anunciadores del «Correllengua 2016»
Imagen de los carteles anunciadores del «Correllengua 2016» - @CAL_cat

La Coordinadora de Asociaciones por la Lengua Catalana (CAL) dio el pasado fin de semana el pistoletazo de salida al «Correllengua», un evento extendido a la Comunidad Valenciana que tiene entre sus objetivos «reivindicar la oficialidad y la unidad de la lengua catalana, de Salses a Guardamar, y de Fraga a Mahón».

Bajo el lema de «lengua, cultura y libertad», los organizadores del Correllengua exhiben como enseña una bandera independentista y agrupan a la Comunidad Valenciana y Baleares en el marco de la entelequia de los «países catalanes» en unos actos que cuentan con el respaldo de Administraciones Públicas de las dos regiones y de Cataluña.

De hecho, la misma semana en la que el presidente valenciano, Ximo Puig, recibió a su homólogo catalán, Carles Puigdemont, la directora general de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña, Esther Franquesa, fue la encargada de cerrar este domingo en Barcelona el acto inaugural del Correllengua 2016, en el cual se escenificó la llegada de la «Llama de la Llngua desde los cuatro extremos del territorio sobre un mapa gigantw de los paísos catalanes», de acuerdo con el relato de los organizadores.

Imagen del mapa gigante de los «países catalanes»
Imagen del mapa gigante de los «países catalanes»- @CAL_cat

En la Comunidad Valenciana los actos del «Correllengua» están organizados por Acció Cultural del País Valencià (ACPV), una entidad que en los últimos años acumula millonarias subvenciones procedentes de las arcas de la Generalitat de Cataluña y que ahora ha encontrado «respaldo institucional» en el Gobierno de PSPV y Compromís que lideran Ximo Puig y Mónica Oltra.

En el caso valenciano, el Correllengua arrancó en la localidad de Almassora, donde la concejal de Normalización Lingüística, Diana Belliure, de Compromís, fue la encargada de leer el manifiesto. La Concejalía organizó junto a ACPV una «fiesta» que recorrió varios colegios públicos de la localidad castellonense en el que, según el cálculo de los promotores, participaron más de 3.000 alumnos de los colegios e institutos del municipio.

La segunda parada del primer fin de semana del Correllengua se produjo en Gandía, una localidad gobernada también gracias a un pacto entre formaciones de izquierdas

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios