MACROCENTRO COMERCIAL EN RABASA

El Consell entierra definitivamente la ATE de Ikea con Ortiz a petición de la propia promotora

Gobierno y oposición locales ven urgente retomar el proyecto cuanto antes renegociando con la multinacional del mueble

El alcalde pasa de largo junto a un expositor de Ikea en una feria en el Adda, esta semana
El alcalde pasa de largo junto a un expositor de Ikea en una feria en el Adda, esta semana - JUAN CARLOS SOLER

El proyecto de macrocentro comercial con Ikea impulsado por la sociedad Alicante Avanza -participada por el empresario Enrique Ortiz- a través de una Actuación Territorial Estratégica (ATE) en Rabassa ha quedado definitivamente descartado. La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha aceptado el desistimiento formulado voluntariamente por la propia promotora este verano.

De este modo, el Consell archiva el proyecto de la ATE, acabado el plazo de instrucción del expediente con audiencia a los interesados, y de acuerdo con el informe emitido por la Abogacía de la Generalitat. En el mes de junio de 2016 Alicante Avanza desistió del procedimiento iniciado por dicha empresa para el desarrollo de la ATE, denominada «Alicante Avanza, Innovation Park & Shopping Center».

Según los criterios jurídicos puestos de manifiesto por la Abogacía en su informe, la Conselleria está obligada a aceptar el desistimiento formulado por la empresa en la actuación porque, por un lado, no existen terceros interesados en la continuación del procedimiento y, por otro, no queda justificada la concurrencia de causas de "interés general" que justifiquen la continuación del mismo y en contra del criterio sentado por el promotor, que voluntariamente considera inoportuno continuar con dicha tramitación.

Asimismo, la resolución también inicia el proceso para la incautación de la garantía aportada en su momento por la empresa (por importe del 1% de la inversión prevista) para el desarrollo de dicha actuación, que ascendería aproximadamente a un millón de euros.

Según el criterio de la Abogacía, esta decisión la debe tomar obligatoriamente la Conselleria al aplicar la normativa de contratación pública. Esta garantía fue aportada en su momento para avalar el mantenimiento de la propuesta hasta la resolución final administrativa que debía poner fin al procedimiento iniciado con la declaración de ATE acordada por el Consell el 20 de junio de 2014, pero la empresa ha decidido desistir voluntariamente antes del proyecto.

Reacciones políticas

El portavoz del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Alicante, Luis Barcala, ha instado al alcalde, el socialista Gabriel Echávarri, a convocar "inmediatamente" una reunión de la Comisión de Ikea"para consensuar la mejor estrategia del Ayuntamiento".

Barcala ha afirmado en un comunicado que "después de más de un año perdido con Ikea por los impedimentos y excusas que el tripartito ha estado poniendo" no pueden "perder un solo día" para traer esta "importante inversión" a Alicante". Así, ha criticado que "no había ningún motivo para no iniciar los contactos antes de que la Generalitat resolviera" y ha añadido que ahora que ha decidido "no hay justificación alguna para no hacerlo y con urgencia".

Por su parte, el alcalde ha anunciado que el equipo de gobierno se pondrá a "trabajar de forma inmediata" para conseguir la llegada de Ikea a la ciudad, pero ha abogado por actuar "con prudencia" para "no dar un paso en falso" y ha añadido que ha conocido la noticia "de forma verbal", por lo que va a "esperar" a que llegue el expediente completo desde la Generalitat.

Su socio de gobierno de Guanyar (marca Podemos), el vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, ha manifestado que "a partir de hoy cambia el escenario" para la llegada de una tienda de Ikea a Alicante y ha abierto la puerta a una negociación con la multinacional para definir su ubicación definitiva.

"Vamos a trabajar para que su llegada sea posible al margen de cualquier sospecha de corrupción",y ha insistido en que, en cualquier caso, Ikea deberá aceptar las directrices marcadas en el pacto de gobierno del tripartito, es decir: "Ikea sí; macrocentro no".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios