Los portavoces y portavoces adjuntos de Compromís y el PSPV, en una imagen de archivo
Los portavoces y portavoces adjuntos de Compromís y el PSPV, en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA
Política

Compromís y Podemos critican el alquiler de la Agencia Antifraude y piden que ocupe un edificio público

El PSPV califica de «barbaridad» el coste de 10.000 euros al mes, aunque asegura que es prueba de su «independencia» de la Generalitat

VALENCIAActualizado:

Compromís y Podemos han mostrado este martes su descontento con el precio del alquiler de la sede que ocupará la Agencia Antifraude valenciana. Ésta se ubicará en un inmueble situado en la calle Navellos 14 -colindante al Parlamento autonómico-, por un importe mensual de 10.000 euros (IVA excluido).

La cantidad no ha sentado bien entre los partidos que sustentan el Consell, pese a que la escasa ayuda que, al parecer, ha venido prestando la Generalitat es una de las causas que llevó al organismo a tener que buscar por su cuenta la ubicación. Como ha venido informando ABC, algunas de las primeras propuestas pasaban por que se usara un espacio de las Cortes -a las que se encuentra adscrita-, pero quedaron prácticamente descartadas por la importante intervención que requerían. También se barajó el palacete que en su día albergó los grupos parlamentarios, pero el ofrecimiento no fructificó. Las conversaciones con la Administración autonómica y con el Ayuntamiento de Valencia tampoco se concretaron.

Todo ello llevó a que la Agencia -con su director, Joan Llinares, a la cabeza- decidiera no ralentizarlo más y pasó a encargarse de encontrar unas oficinas mediante la redacción de un pliego para recibir ofertas. De las alrededor de ocho estudiadas, la que mejor valoración obtuvo inicialmente fue desechada por no cumplir con las características que presentó y por un cambio de última hora en el precio. Finalmente, se optó por la opción de Navellos.

Espacio «más asequible»

El alquiler de 10.000 euros al mes, sin embargo, no ha sentado bien al haber edificios públicos vacíos. PSPV, Compromís y Podemos así lo han admitido este martes, calificando el precio de «barbaridad». El portavoz de la coalición, Fran Ferri, ha indicado que tiene constancia de que la actual ubicación de la sede «no era la primera opción» que se barajaba, por lo que espera que este tema se resuelva «lo antes posible» y finalmente la Agencia se ubique en un espacio que sea «más asequible para las arcas públicas».

Desde Podemos, la portavoz adjunta Fabiola Meco ha considerado que hay edificios vacíos que permitirían albergar esta sede. «Nos parece que han dejado poca salida y lamentamos la nula colaboración entre la Generalitat y el Ayuntamiento de València al respecto», ha señalado.

Por su parte, Manolo Mata ha defendido que este organismo se creó con estructuras «desgubernamentalizadas» y, por tanto, la Generalitat no tiene obligación de cederle edificios: «La agencia, con su autonomía, debe tomar las decisiones que vea correctas, aunque no veo la necesidad que tiene de estar en el centro de la ciudad. Creo que hay muchos edificios públicos que deberían estar al servicio, pero esto es una garantía de su independencia del gobierno valenciano».