Instalaciones del Real Club de Regatas de Alicante
Instalaciones del Real Club de Regatas de Alicante - ABC
Empresas

El Club de Regatas de Alicante, primero de España reconocido como bien de utilidad pública

La directiva del RCRA ha pleiteado durante años hasta el Supremo por esta distinción que se le negaba al ser una entidad privada

ALICANTEActualizado:

El Real Club de Regatas de Alicante (RCRA) ha sido reconocido como bien de utilidad pública tras el fallo favorable del Tribunal Supremo, que ha dado la razón a la entidad alicantina tras varios años de litigio, por lo que se convierte en el primer club náutico en obtener el reconocimiento.

El Tribunal Supremo (TS) ha reconocido los méritos de la entidad alicantina, que pese a ser un club privado, realiza acciones sociales y deportivas en beneficio de la ciudad de Alicante y los amantes del deporte y el mar, según ha explicado el RCRA en un comunicado.

El proceso para el reconocimiento del RCRA se inició en 2010, cuando los responsables del club, contando con el visto bueno de la Generalitat Valenciana y el Consejo Superior de Deportes (CSD), solicitaron que se reconociera la labor que desempeña, así como, su implicación social.

Por las cuotas

Dicha solicitud fue desestimada por el Ministerio del Interior argumentando que se trataba de una entidad privada y que, por tanto, el hecho de establecer cuotas a quienes practicaban algún tipo de deporte en sus instalaciones era incompatible con dicho reconocimiento.

El club, disconforme con dicho razonamiento, emprendió una cruzada judicial de la mano del despacho de Álvaro Campos, en la que, finalmente, ha podido demostrar que las cuotas que se cobran no van destinadas al lucro de la entidad sino, directamente, a facilitar mejores instalaciones y materiales y a ofrecer una formación náutica accesible para todas las personas.

Asimismo, el RCRA, uno de los clubes náuticos más antiguos de España, señala que las escuelas de remo y vela están abiertas tanto a socios como no socios y, en ambos casos, las cuotas son las mínimas para cubrir los gastos de este tipo de actividades.